Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 19

de noviembre de 2017

PUTIN SE MANTIENE AL MARGEN DE LOS PRINCIPALES EVENTOS

Rusia celebra con mesurala Revolución de Octubre

Partido Comunista convocó a pocos miles de manifestantes.

Rusia conmemoró con un bajo perfil el centenario de la Revolución de Octubre, un sismo político clave del siglo XX, en un momento en que el Kremlin evita glorificar un cambio de régimen por la fuerza.

8/11/2017


Moscú, Rusia

AFP

Mientras el aniversario de la revolución era celebrado por todo lo alto durante la era soviética, con un inmenso desfile militar en la Plaza Roja el 7 de noviembre (correspondiente al 25 de octubre del calendario juliano en vigor en 1917), este año el programa del centenario es mucho más modesto, con exposiciones y coloquios con especialistas.

Ayer hubo un desfile militar en la Plaza Roja, pero se trató de una representación con uniformes usados en 1941 en la batalla de Moscú, durante la Segunda Guerra Mundial.

Unidad

Los pocos eventos previstos para el gran público son para las autoridades una ocasión para destacar la importancia de la unidad nacional y la reconciliación, evitando sobre todo los temas sensibles.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, había indicado que el martes iba a ser como cualquier otro día de trabajo para el presidente Putin.

El Partido Comunista, que continúa siendo la mayor fuerza de oposición en el Parlamento ruso, convocó a unos pocos miles de personas cerca de una estatua de Karl Marx, no muy lejos del Kremlin.

En el desfile participaron delegaciones de Italia o de Colombia, entre otros países.

Por su parte, el movimiento de izquierda nacionalista Otra Rusia, liderado por el escritor Eduard Limonov, congregó tan solo a poco más de 500 partidarios, entre ellos muchos jóvenes.

Una veintena de sus simpatizantes fueron arrestados en San Petersburgo.

Pocos diarios rusos escogieron abrir s con el aniversario del centenario de la Revolución. “¿Gran celebración o gran tragedia?”, escribió el tabloide Komsomolskaïa Pravda.

Al margen

El presidente Vladimir Putin ha evitado participar en la mayor parte de los eventos organizados para celebrar el centenario, incluyendo un espectáculo luminoso en 3D proyectado este fin de semana sobre la fachada del Palacio de Invierno, de San Petersburgo.

Uno de los pocos eventos vinculados en los que participó fue la inauguración de una nueva iglesia en Moscú, acto al que calificó de “profundamente simbólico”, en la medida en que la llegada al poder de los revolucionarios en 1917 implicó la destrucción del clero y la persecución de los creyentes.

Lecciones del pasado

Para el Kremlin, las conmemoraciones de la revolución deben servir para sacar “lecciones” del pasado.

Estas “lecciones”, para el Kremlin, son claras: se trata de prevenir cualquier atisbo de contestación al poder por parte de la calle, sobre todo a pocos meses de la elección presidencial de marzo de 2018, en la que nadie duda de que Putin se presentará para un cuarto mandato.

Cualquier atisbo de cuestionamiento es diabolizado de forma inmediata por el poder, que ve en cualquier protesta social o política el trabajo de fuerzas “antipatrióticas” más o menos vinculadas con el extranjero. La policía arrestó durante el fin de semana a cientos de manifestantes contrarios a Putin.

Novedades

El presidente Vladimir Putin evitó participar en la mayor parte de los eventos organizados para celebrar el centenario de la revolución.