Tipo de cambio:

Compra: 3.231

Venta: 3.236


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 13

de diciembre de 2017

KARATECA ALEXANDRA GRANDE

Sueño cumplido

Triunfa en los Juegos Mundiales y ahora apunta a Lima 2019 y Tokio 2020.

Alexandra Grande no pudo más con ese perfil bajo característico y quebró sus códigos para gritar de manera desaforada la consecución de su medalla de oro en los World Games Breslvaia Polonia 2017, un sueño hecho realidad que alcanza y que le permite ganar confianza para triunfar en los Juegos Panamericanos 2019 y los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

31/7/2017


Grande Risco no tiene límites. Cada vez se demuestra a ella misma que puede lograr lo insospechado. Solo hay que ponerle constancia y mucho trabajo, ritual que la acompaña desde los 6 años cuando se enamoró del deporte y desde entonces fue uno de los altos valores del karate nacional.

Ganadora de innumerables títulos internacionales –destaca con nitidez la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015– sigue bregando en silencio. Prefiere no llamar la atención cuando viaja a algún torneo fuera del país, porque sabe que cuando regrese será noticia por sus victorias. Eso lo vivió en sábado en la madrugada, en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez, cuando regresó del Polonia cargando su presea dorada y fue recibida por un centenar de personas, las que con cartel en mano le agradecieron por la corona obtenida en los Juegos Mundiales, torneo que alberga a las disciplinas no olímpicas.

Feliz

“Estoy superorgullosa, estoy supercontenta. Era uno de mis sueños ser campeona del mundo y lo he logrado. Lo único que toca es disfrutarlo con mis amigos y familiares”, precisó al salir de la zona de embarque.

Pero más allá de dejar de lado el karate por un momento para unirse a los festejos, Grande manifiesta su anhelo de que el tiempo transcurra veloz para obtener su cupo a los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Tokio ya está cerca, yo estaré ahí para tener una medalla olímpica. Creo que ese es el sueño que tenemos mi entrenador y yo, así que no voy a parar hasta lograrlo”, atinó a decir la peleadora tras abrazarse con sus padres.

Herencia

La grandeza de Alexandra es una herencia marcada porque tanto su madre, exkarateca, como su padre, un practicante del kung fu, son un precedente de una historia familiar que está destinada al éxito.

“Ser la mejor del mundo era un sueño y lo logró. No hemos dormido por tres días siguiendo sus trabajos. Ahora su próximo objetivo son los Juegos Panamericanos Lima 2019 y luego Tokio 2020”, expresó la madre de la karateca, Mercedes Risco.

Sin duda, el entrenador Roberto Reyna es un baluarte importante en este logro del karate peruano en los Juegos Mundiales.

“Él [Roberto Reyna] me entrena desde los nueve años. Hemos luchado juntos y lo logramos. Tuvimos algunos contratiempos, pero lo hemos alcanzado. Hemos llorado por el esfuerzo y porque creo que cuando uno hace el bien, le va bien”, sostuvo Grande, quien prometió redoblar sus esfuerzos para seguir regalando triunfos a su patria, fiel a su estilo: en silencio, pero con mucha pasión.

Cifra

27 años tiene Alexandra Grande, de los cuales 21 los ha dedicado al karate.