Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MIÉRCOLES 18

de octubre de 2017

DE CAZUELA

Te ha ido bien sin alma

Atreverse a hacer una secuela de un clásico como Blade Runner es un gran desafío. Denis Villeneuve sale bien librado de esta apuesta.

8/10/2017


Ernesto Carlín

Editor de Culturales

Estamos en el 2049, 30 años después de la historia original. Ahora son legales los replicantes –androides casi humanos–, cuyos nuevos modelos son más dóciles que hace unas décadas. Sin embargo, aún hay replicantes antiguos tratando de ser personas.

K (Ryan Gosling) es un blade runner, un cazador de estos seres. Investigando un caso, se verá obligado a buscar a Rick Deckard (Harrison Ford), el protagonista de la primera entrega.

El principal acierto del filme es que, a pesar de respetar el legado del filme original, no se deja apabullar por este y propone nuevas vetas a explotar. No se repite la fórmula del cazador enamorado de su presa. En compensación, tenemos un complejo romance virtual que, en una de las mejores escenas de la película, adquiere corporeidad en un momento.

Tiene momentos densos, pero no en el nivel ni el tipo de La llegada, la anterior obra del director. El meollo continúa siendo cuándo se es humano y cuándo no. La frase del título es dicha en un momento clave y va en esa línea. Por ratos, lo reflexivo lastra la trama.

Equilibran la situación numerosas escenas de acción bien resueltas. Una de las más logradas es una pelea en un abandonado casino, con los espectros de cantantes populares inmiscuyéndose entre los golpes.

Mención aparte la caracterización de Gosling, con un rostro que se esfuerza por ser inexpresivo. En resumen, se trata de una película con los guiños suficientes a la primera película, pero que va por su camino propio. Imperdible la aparición gigante del amor virtual del protagonista.

Ficha técnica

Blade Runner 2049

Estados Unidos, 163 minutos. Dirige: Denis Villeneuve. Productor ejecutivo: Ridley Scott. Actúan: Ryan Gosling,

Harrison Ford, Jared Leto, Edward James Olmos, Dave Bautista, Robin Wright y Ana de Armas. Secuela de la película de 1982. Se basa en forma libre en la novela corta ¿Soñarán los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick.