Tipo de cambio:

Compra: 3.266

Venta: 3.269


Año del diálogo y la reconciliación nacional
LUNES 25

de junio de 2018

ROSARIO. CANTANTE

“Tengo un público muy sentido”

Rosario se siente como en casa cuando llega al Perú. Asegura que le maravilla cada visita a nuestro país.

3/6/2018


Cecilia Fernández Sívori

Periodista

Ella es torbellino, pero también agua calma. Rosario llegó a Lima en un día particularmente frío y gris de mayo, un mes que le trae tristes recuerdos. Hace casi dos décadas partieron su madre y hermano, quizá eso explique el por qué de su aparente melancolía, que luego desnuda en escena al canta de una manera más que sentida.

–El público peruano no es precisamente muy festivo, ¿cómo explicas los seguidores cautivos de tu música?

–Creo que todo el público latinoamericano es flamenco. Yo lo siento calientito, sé que le gusta la música, el sentimiento fuerte. Cuando me paro en el escenario, siento que tengo el público muy sentido. Y este siempre me da más...

–¿Sentirlo en el escenario?

–Siempre me quedo corta. Cuando en concierto te miran con ese brillo... y muchas veces no eres tan consciente. Eso te abre el corazón y es como una bomba de alegría. Entonces me dicen vamos al Perú y vengo muy ilusionada, sé que se saben mis canciones y me reciben con mucho amor. Para ustedes tengo el corazoncito lleno.

–Vienes de una gran temporada en TV con La Voz Kids, ¿qué te entregan los niños para que sigas en el formato?

–Pues me dan muchísimo. Cuando los veo ahí, siento que son para mí los ángeles en esta tierra. Recibir toda esa energía de los niños, sentirme querida por ellos, es algo indescriptible, son tan puros y transparentes, es su inocencia.

–Es que los niños no mienten.

–Cuando tengo una música nueva se las pongo a ellos para que me digan qué les parece. Escucho sus opiniones y veo sus rostros que no esconden nada. Con ellos veo si gusta o no.

–A diferencia de los adultos...

–Cuando ellos cantan tienen algo que los mayores hemos perdido. La vida te quita mucha verdad, a los niños no les hace falta decírsela porque cantan con el corazón.

Rosario se presentó en Lima un día de baja temperatura, con un clima externo al Gran Teatro Nacional tal como cuando arribó. Pero para ella eso no fue inconveniente, pues encendió el escenario vestida únicamente con sus músicos, que “son de toda la vida, con ellos voy por el mundo”, recalca sobre el grupo que la acompaña fielmente.

Despercudida, Rosario se estremece ante los aplausos y las miradas de sus seguidores, y se quiebra cuando canta ‘Qué bonito’, tema que se actualizó meses atrás en diversas versiones, que, lejos de incomodarla, la hacen sentir que llega de una forma u otra a nuevas generaciones.

“Para mí es un honor. Te imaginas lo complicado que hubiera sido hacer que mis temas lleguen de esa manera, sobre todo porque fueron lanzados hace mucho. Esa es la magia de la letra y de la posibilidad que te da el arte”, expresa agradecida por el legado de sus padres y por lo que la vida le ha permitido alcanzar haciendo lo que mejor sabe, destilar arte por medio de su voz y su presencia escénica.

–Quienes recién conocen el tema piensan que le cantas al amor de pareja.

–Así es, pero eso es lo hermoso de la música, que cada quien la lleva a su propias experiencias y permite que salgan esos sentimientos muy, pero muy humanos. Recuerdo cuando vi que a Maluma le gustaba el tema y que tanta gente lo ha hecho suyo; eso me llena.

–Tienes temas como ‘Tu boca’, por ejemplo, que son sencillamente terapéuticos.

–Gracias... Es el público el que me hace consciente de eso, tú haces las canciones desde tu verdad y, a veces, te da vergüenza expresar tus canciones porque es algo muy íntimo, siempre hay un miedo. A veces pensaba esta canción va a gustar mucho y no pasó. Nunca sabes dónde está el hada madrina que llegará con una estrellita. Cuando el público me dice eso, siento entonces que llegué a mi meta.