Tipo de cambio:

Compra: 3.244

Venta: 3.248


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 23

de setiembre de 2017

EXPOSICIÓN COLECTIVA

Un lugar para mí

La casa es el corazón del hombre, y la calle, el barrio y sus contornos le confieren una identidad que lo sostienen. Esa es la propuesta de la muestra Hábitat, que se realiza en el Colegio de Arquitectos de Lima.

3/9/2017


Luz María Crevoisier

Periodista

Según Montesquieu, el medio es el hombre. El filósofo francés Charles de Secondat (1689-1755) quería graficar la idiosincrasia de los humanos de acuerdo con su lugar de procedencia. Y no estaba errado, pues nadie puede sustraerse a la influencia que ejerce sobre nosotros tanto el medioambiente como las circunstancias que lo rodean.

Basados en esta idea, 18 artistas exponen sus creaciones con el título Hábitat, en el Colegio de Arquitectos del Perú (avenida San Felipe 999, Jesús María).

La muestra comprende trabajos de dibujo, pintura, escultura y fotografía, y tiene como curadora a Marita Palomino Cárdenas.

Todo en uno

El cuerpo ha suscitado siempre un profundo interés en los artistas y qué mejor que el propio para definir su universo, tal como grafica Zarela Mesarina en su óleo La Aurora. En él se revela una profunda introspección con ese rostro surcado de tatuajes. En este caso, bien podríamos decir, citando a la poeta Patricia del Valle: “Es este mismo cuerpo/ el cuerpo que habita/ otro cuerpo/ o todos los cuerpos/ donde te enseñan a vivir/ o a morir”.

“Después de leer Poética del lenguaje, de Gastón Bachelar, pensé en montar una exposición que hablara sobre la importancia del lugar donde nacemos y nos movemos”, declara Marita Palomino al Diario Oficial El Peruano.

“Da pena cómo las principales ciudades del Perú están perdiendo su identidad por una mala política de desarrollo que exige destruir bellas casonas, antes emblemáticas, para reemplazarlas por edificios ófricos y sin personalidad”, comenta la artista.

Gracias a la historia, observamos cómo la casa, la calle, el barrio, ejercieron su embrujo en la gente. De ahí que escritores y pintores –especialmente los renacentistas– privilegiaran la casa natal o la que habitaron como el centro de sus vidas.

“Es que entre el espacio y el supraespacio del que se forma parte –barrio, comunidad, vecindad– se gesta un sentimiento de confraternidad vecinal y pertenencia, aún sin tener conciencia de ello”.

Estos conceptos los podemos evidenciar, por ejemplo, en el óleo Triste atardecer, de Román Alvarado, o en El edificio, de Sandra Leonardo.

Arte variado

En esta variada muestra descubrimos a los escultores Dante Hurtado, Elías Jesús Molina, Felipe Escalante, Jaime Botteri y la misma curadora, Marita Palomino Cárdenas.

Entre los dibujantes figuran Hugo Kalashnikov, Javier Pérez León, Juan José Becerra, Rubí Navarro, entre otros.

Como único fotógrafo se encuentra Gabo Garaycochea con su toma de interiores.

Las vertientes en las que se inscriben los exponentes son también diversas. Desde el neofigurativismo con atisbos de abstraccionismo en la pintura, como el uso de diversos materiales en la escultura.

Las piezas en madera o metal conviven en las vitrinas de la galería con las hechas en piedra y otros soportes.