Tipo de cambio:

Compra: 3.341

Venta: 3.346


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 26

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Un régimen permanente

Un aspecto central de la norma es que ordena crear un consejo para evaluar la situación actual de los sistemas de pensiones públicos y privados en un plazo de 180 días naturales.

6/5/2019


Por insistencia del Congreso, días atrás, se oficializó de manera permanente el Régimen Especial de Jubilación Anticipada (REJA) al que podrán acceder los afiliados de las administradoras de fondos de pensiones (AFP) en situación de desempleo. Es así que, a diferencia de los regímenes en años anteriores, ahora la Ley Nº 30393 no tiene una fecha límite para determinar el fin de su vigencia.

En esta oportunidad, además, la norma contiene una serie de candados o condiciones para impedir el derroche de los fondos por parte de los afiliados, tal como ha sido advertido por los expertos. Así, al momento de solicitar el beneficio, el interesado deberá tener 55 años cumplidos, como edad mínima, en el caso de los varones y 50 años, en el caso de las mujeres.

Este beneficio procederá después que los solicitantes estén desempleados durante 12 meses consecutivos y acreditando su fecha de cese con documento de fecha cierta. Mientras que para evitar perjudicar a las personas afiliadas al seguro social de salud, la norma señala que el monto equivalente al 4.5% restante del fondo utilizado para el acceso a los regímenes de jubilación deberá ser retenido y transferido por la AFP directamente a Essalud en un período máximo de 30 días.

Además, el REJA otorga derecho a la redención del bono de reconocimiento a los cinco años siguientes de su acogimiento o cuando el afiliado cumpla 65 años, lo que suceda primero aun cuando se hayan agotado con anterioridad los fondos de la cuenta individual de capitalización (CIC) del afiliado y previa información de la AFP para acceder a este régimen.

En general, el Poder Legislativo justifica este nuevo marco normativo debido a que solo reconoce el carácter permanente del régimen de jubilación anticipada y concede la oportunidad a aquel sector de la población desempleada durante doce meses o más. Claro está que estos desempleados deberán acreditar el cese con documentos de fecha cierta.

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) determinará las condiciones y el procedimiento operativo de acuerdo a los requisitos señalados para el cumplimiento de la mencionada ley.

Un aspecto central de la norma es que ordena crear un consejo para evaluar la situación actual de los sistemas de pensiones públicos y privados en un plazo de 180 días naturales. Se espera, de esta forma, que este nuevo grupo de trabajo pueda evaluar las condiciones de acceso, los costos y beneficios de los regímenes de jubilación anticipada actualmente vigentes en el sistema privado de pensiones, que incluya la identificación de todos los actores y grupos de interés que, directa o indirectamente, podrían ser beneficiarios o perjudicados con tales regímenes.

Estudiar, asimismo, de forma íntegra las condiciones principales del sistema de pensiones público y privado en el Perú, incluyendo aspectos tales como la sostenibilidad fiscal, la suficiencia de las pensiones, la evolución demográfica y la cobertura universal de la población, así como la emisión de recomendaciones concretas sobre estos aspectos. El país, sin duda, requiere de una solución integral para este tema tan importante.