Tipo de cambio:

Compra: 3.240

Venta: 3.244


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 21

de noviembre de 2017

Una oportunidad tributaria

Desde el lunes 3 de julio y hasta el 29 de diciembre de este año, los peruanos podrán acogerse al régimen temporal y sustitutorio del impuesto a la renta (IR), para la repatriación de capitales y el sinceramiento de rentas no declaradas hasta el 31 de diciembre del 2015, ya sea generados en territorio nacional o extranjero.

5/7/2017


Se trata de una gran oportunidad que brinda el Estado a las personas naturales, sociedades conyugales y sucesiones indivisas, que a la fecha indicada hayan obtenido rentas no declaradas ni pagadas a la Sunat. Por si fuera poco, la tasa de IR a pagar no será de 30%, que es lo ordinario, sino de 10% cuando se trate solo de la declaración, y 7% si además implica una reinversión de lo declarado en el país.

El gran problema del Perú es la informalidad en una serie de rubros, por eso hay que saludar y respaldar toda acción del Gobierno que implique formalidad, y con mayor razón en el tema tributario, porque de esa manera se ensancha la base tributaria, que tanto reclamamos; se generan más ingresos, pero además el ciudadano deja de estar a salto de mata y se pone dentro de la ley, con la seguridad jurídica y la tranquilidad que ello implica.

La Sunat ha señalado que este nuevo régimen generaría una recaudación, solo este año, de 1,000 millones de dólares como mínimo, y podría beneficiar a unas 100,000 personas.

Es bueno recordar que este es apenas uno de los mecanismos puestos en marcha por el Gobierno Central para la formalización del país, una meta trazada por el presidente Pedro Pablo Kuczynski, y que ha incluido también un régimen tributario especial para la pequeña y microempresa, y más recursos a la Sunafil, para la fiscalización laboral.

En el marco de las facultades delegadas por el Congreso, se aprobó el Decreto Legislativo Nº 1264, que establece un régimen temporal y sustitutorio del impuesto a la renta para la declaración, repatriación e inversión de rentas no declaradas.

La administración tributaria viene dando una serie de facilidades para que todos los interesados puedan despejar sus dudas, y hasta hacer un simulacro de lo que tendrán que pagar.

Pero, además, estos ciudadanos tendrán todas las garantías de confidencialidad de lo que declaran, pues el trámite se realizará exclusivamente por medio de Sunat virtual, y estará a cargo de un equipo especializado con obligación de guardar reserva bajo responsabilidad, salvo las excepciones que señala el Código Tributario.

En la eventualidad de que los aspirantes a contribuyentes pudieran tener algún inconveniente, se puede hacer las consultas al micrositio en el portal web de la institución donde se aloja de manera exclusiva, o solicitar cita con el ente recaudador.

Por todo lo expuesto hasta ahora, creemos que se trata de una oportunidad de oro que tienen los peruanos que no han declarado bienes y rentas; a empezar una nueva historia, dentro de la legalidad, contribuyendo con sus impuestos al desarrollo del país.