Tipo de cambio:

Compra: 3.295

Venta: 3.298


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 26

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Una reforma urgente y necesaria

El propósito de la reforma es proteger de la corrupción a la actividad política, fortalecer a los partidos y que la ciudadanía recupere la confianza en ellos.

13/6/2019


La reforma política planteada por el Ejecutivo rindió su primer fruto al aprobar la Comisión de Constitución el proyecto de ley de reforma constitucional que modifica el artículo 34 de la Carta Magna sobre impedimentos para postular a un cargo de elección popular y que está incluido en las seis iniciativas que fueron sometidas a cuestión de confianza.

De acuerdo con dicha iniciativa, en adelante no pueden postular las personas que cuenten con sentencia condenatoria en primera instancia por delitos dolosos, cuya pena sea mayor a cuatro años.

No obstante, los miembros de la comisión acordaron incluir una modificación al artículo 39 de la Constitución para que estas personas también estén impedidas de ejercer función pública “mediante designación a cargo de confianza”.

Este grupo parlamentario ha emitido con ello una señal importante y permite prever que el Congreso dará prioridad a las propuestas de reforma política.

Quedan pendientes, sin embargo, las otras reformas que ha sustentado ante este grupo de trabajo el jefe del Gabinete, Salvador del Solar, sobre los proyectos de modificación constitucional y modificación legal, como parte de la cuestión de confianza.

Estos se refieren a la inmunidad parlamentaria, el financiamiento indebido a organizaciones políticas, las elecciones internas, abiertas, simultáneas y obligatorias para las organizaciones políticas, y la paridad y alternancia en las listas partidarias.

Es necesario y urgente que se aprueben estas reformas para llegar al Bicentenario de la Independencia con una institucionalidad fortalecida. El propósito, ha explicado Del Solar, es proteger de la corrupción a la actividad política, fortalecer a los partidos y que la ciudadanía recupere la confianza en ellos.

Sobre el proyecto de reforma referido a la inmunidad parlamentaria, el jefe del Gabinete ha insistido en que este tipo de modificación debe tener carácter de reforma constitucional y no hacerse solo por la vía reglamentaria. “Nuestro proyecto insiste, al igual que el anterior, en que todos los delitos sean vistos por la Corte Suprema”.

Es fundamental que todos los actores involucrados en el tema y la sociedad civil apuesten por un entendimiento para alcanzar avances significativos sobre la reforma política que necesita el Perú.

Las reformas requieren un debate, pero también que no se vulnere su esencia cuando se aprueben. Por ello, es importante que la ciudadanía esté vigilante para que no se tergiversen los proyectos orientados a mejorar el sistema político.

“Debemos estar alertas a cada línea de lo que se vaya discutiendo y aprobando en la Comisión de Constitución porque en las próximas semanas podremos comprobar si la cuestión de confianza se materializó o no”, ha subrayado el secretario general de la Asociación Civil Transparencia, Gerardo Távara.

Nuestro país, tras los abrumadores resultados del referéndum del 12 de diciembre del 2018, ha dado un paso decisivo hacia la consolidación de su sistema democrático, al aprobar en las urnas una reforma política que resulta impostergable. Corresponde ahora avanzar en las propuestas presentadas por el Ejecutivo para que ese proceso de cambios sea irreversible y lleguemos al bicentenario con una institucionalidad fortalecida.