Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
DOMINGO 19

de noviembre de 2017

Unidos contra el maltrato

Una posición de consenso. Los tres poderes del Estado han expresado en las últimas horas la coincidente necesidad de endurecer las penas y medidas restrictivas para los violadores y maltratadores de mujeres, tras la serie de casos registrados en las últimas semanas.

1/11/2017





En sintonía con el Poder Ejecutivo, el Congreso ha anunciado que se dedicará a corregir la desproporción de las penas previstas en el Código Penal para sancionar la violencia de género, pero que se hará de manera integral y progresiva, con el fin de abordar los diversos aspectos de esa problemática social.

El presidente del Parlamento, Luis Galarreta, anunció que con este propósito se formará una comisión encargada de retomar la revisión de ese instrumento legal, pues –opinó– en algunos casos el maltrato animal tiene mayor pena de cárcel que una violación.

En este aspecto, ya parece haber un consenso respecto a que la pena para la violación de tipo base, que va entre seis y ocho años, y que tiene como víctimas a mujeres adultas, resulta bastante benigna, por lo que sería conveniente que el Congreso la modifique.

El Gobierno también ha conformado una comisión de alto nivel, encabezada por la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, para proponer medidas orientadas a desterrar este tipo de violencia.

El grupo de trabajo tendrá como secretaria técnica a la ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Ana María Choquehuanca, y además lo integrarán los titulares del Interior, Carlos Basombrío; y de Cultura, Salvador del Solar, así como tres damas de la sociedad civil.

Por su parte, el presidente del Poder Judicial, Duberlí Rodríguez, respalda el incremento de las penas y propone, además, que se adopten medidas restrictivas para los sentenciados por este delito, como la inhabilitación para trabajar en las instituciones educativas o en la administración pública, y el fin de los beneficios penitenciarios para todos los casos de violación.

Sin duda, debemos destacar que tanto el Ejecutivo como el Congreso coincidan en la existencia de grupos especiales que aborden el tema de una manera integral y, por lo tanto, con mayores probabilidades de hallar soluciones eficientes y perdurables. Así se evitará caer en medidas efectistas en la opinión pública, pero que a la larga no solucionan el problema. De seguro, habrá la coordinación correspondiente entre ambos poderes para evitar discrepancias y acelerar los cambios que la sociedad demanda.

En lo que va del 2017, la Policía Nacional registró 4,310 denuncias de violencia física y psicológica contra la mujer, mientras que hasta agosto de este año se han cometido 82 feminicidios, de acuerdo con el Ministerio de la Mujer.

Ante esta realidad, las autoridades están llamadas a actuar con seriedad y responsabilidad en esta materia para no defraudar las expectativas de la ciudadanía. Tenemos que terminar con el maltrato contra la mujer, una realidad que nos avergüenza como sociedad democrática.

Las autoridades están llamadas a actuar con seriedad y responsabilidad en su misión de terminar con el maltrato contra la mujer, una realidad que nos avergüenza como país democrático.