Tipo de cambio:

Compra: 3.232

Venta: 3.238


Año del Buen Servicio al Ciudadano
MARTES 12

de diciembre de 2017

OMAR TOLEDO TORIBIO. JUEZ DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA

“Urge pleno casatorio laboral para mayor predictibilidad de los fallos”

Entrevista. La aprobación consensuada de la Ley General del Trabajo debe ser un objetivo para el bicentenario, comentó el magistrado, quien sugiere revertir la cultura de litigiosidad entre los abogados mediante acciones gremiales.

7/12/2017


María Avalos

Editora de Derecho

En este año se realizó el quinto pleno supremo laboral. ¿Cuál es la importancia de este tipo de encuentros?

Los plenos supremos laborales constituyen reuniones de los jueces de las salas de derecho constitucional y social de la Corte Suprema para uniformizar la jurisprudencia laboral; y así garantizar la predictibilidad de los pronunciamientos jurisdiccionales, lo cual está relacionado con el principio de igualdad ante la ley y la seguridad jurídica tanto más en lo laboral que guarda relación con aspectos económicos. En el quinto pleno supremo laboral se analizó si los trabajadores objeto de un despido incausado o fraudulento tienen derecho a las remuneraciones devengadas, como sucede ante un despido nulo, o tienen derecho a la indemnización por daños y perjuicios. La posición en mayoría fue que los trabajadores víctimas de un despido incausado o fraudulento tienen derecho a una indemnización por daños y perjuicios; y, para remediar el tema vinculado a la posibilidad de obtener una pensión de jubilación, se planteó la figura del daño punitivo. Se puede discrepar de esta posición, sin embargo, es un acuerdo mayoritario que debería ser seguido, por haber sido adoptado en un pleno supremo jurisdiccional, aunque no tenga el carácter vinculante.

¿Por primera vez hubo un voto en minoría?

Es cierto, sustenté un voto en minoría, lo que significa que hubo debate y un respeto por las ideas, como siempre se da entre los magistrados de la especialidad.

A siete años de la aplicación de la NLPT, ¿es necesario realizar un pleno casatorio laboral?

Sí, debería haber uno. Los acuerdos de un pleno casatorio laboral, a diferencia de los acuerdos de un pleno supremo laboral, son vinculantes en forma horizontal para la Corte Suprema, porque no puede cambiarlos hasta que se produzca un nuevo pleno; y en forma vertical para todos los órganos jurisdiccionales. Incluso tienen mayor fuerza que las conclusiones de un pleno casatorio civil. Esto porque según el artículo 400 del CPC, las causales de la casación civil son la infracción normativa y el apartamiento inmotivado del precedente judicial, por lo que si hay motivación un juez sí puede apartarse de un acuerdo plenario casatorio civil; lo que no ocurre en lo laboral.

Entonces, ¿los acuerdos adoptados en plenos casatorios darían mayor predictibilidad a las decisiones jurisdiccionales que las conclusiones de los plenos supremos jurisdiccionales?

Claro, siempre el conflicto laboral está vinculado a la realidad económica del país; es decir, los actores económicos están siempre a la expectativa de lo que sucede en el ámbito laboral y en la justicia laboral, y de eso, mucho depende la posibilidad de proyectar inversiones o de tener determinado comportamiento en la actividad económica. Precisamente, el establecimiento de un precedente judicial producto de un pleno casatorio tiene esa virtud, fijar un acuerdo vinculante horizontal y vertical. Definitivamente ya debería implementarse un pleno casatorio laboral.

¿Qué temas deberían abordarse en ese pleno?

El precedente Huatuco Huatuco, emitido por el Tribunal Constitucional (TC) que es vinculante normativamente, porque en la sala laboral de Lima establecimos por primera vez en qué casos no se aplica, lo que fue recogido luego por la Corte Suprema que estableció en qué casos no se aplicaría. Incluso el TC, en lo que podría ser un triunfo de la justicia ordinaria, también los ha recogido. Entonces, si bien es cierto que se ha establecido en qué casos no se aplica, en muchos casos en donde no se debería aplicar aún se aplica, lo cual no sería posible si tuviéramos un precedente casatorio laboral.

¿Están llegando casos a la Suprema con la NLPT?

Sí, los está conociendo la Segunda Sala de Derecho Constitucional y Social Transitoria. Se está aplicando los principios de oralidad, resolviendo en el plazo a partir de la audiencia; aunque en algunos distritos judiciales muy poblados y con gran densidad de carga procesal, las programaciones de las audiencias todavía son largas, de meses.

¿Qué se requiere para cumplir con la celeridad?

Una campaña agresiva de parte del gremio de los abogados para reducir la cultura de litigiosidad, incluso desde las facultades de derecho, para que desde la Academia se modifique el currículo y se avance en la conciliación. Debe precisarse algunos criterios sobre las competencias en materia laboral de los jueces de paz letrado. La ley les reconoce competencia para conocer asuntos laborales hasta con una cuantía de 50 URP, pero algunos han interpretado equivocadamente que solo son competentes para el cobro de beneficios sociales, cuando la gran mayoría de conflictos se producen por desnaturalización del contrato laboral. Si concebimos que un juez de paz letrado laboral conoce causas de una cuantía de hasta 50 URP, y pretensiones inapreciables en dinero que influyan en reclamaciones económicas o beneficios sociales, como consecuencia de la declaración de la existencia de una relación laboral, estaríamos evitando que esos procesos lleguen al juez especializado y a la Corte Suprema, porque un caso que se inicia ante el juez de paz letrado termina en el juez especializado. Debe existir la demanda inteligente.

Libro homenaje por 25 años de docencia

Se presentará un libro homenaje por los 25 años de las actividades académicas del juez Toledo.Un grupo de alumnos del doctorado en Derecho de la UNMSM ha tenido este gesto de preparar una obra como esa, indicó el magistrado quien considera que el derecho laboral es cambiante y que va de la mano con el avance económico. Por tanto, los docentes deberíamos plantear nuevas situaciones, detalló Toledo. Así, recientemente presentó una ponencia sobre los derechos laborales homogéneos y la declaración de la situación de vulnerabilidad laboral. Sostuvo que la NLPT crea la figura de los derechos individuales homogéneos, por lo que basta que exista una sola sentencia que reconozca a un trabajador un derecho para que todos quienes están en ese supuesto ya no impulsen un nuevo juicio, sino simplemente pidan la liquidación de sus derechos económicos en un proceso de ejecución. No obstante, admitió que esto está restringido a pretensiones económicas. Por ende, plantea que en el caso de un proceso de tercerización en el cual se demuestre la desnaturalización de esta y se reconozca como efecto el vínculo laboral con la empresa usuaria que cuenta con 100, 200 o 300 trabajadores, sea la Corte Suprema que declare una situación de vulnerabilidad laboral. Así los demás trabajadores ya no tendrían que iniciar un nuevo proceso para que se les pueda declarar la misma situación, puntualizó.

El otro lado

Una meta para el bicentenario debe ser la aprobación de la Ley General de Trabajo con reglas claras para los empleadores y trabajadores, y con la participación concertada del Consejo Nacional del Trabajo (CNT), indicó Toledo.

En el 2001, el TC admitió la existencia de los despidos incausado y fraudulento. Han pasado 16 años y no se han regulado esos temas, detalló.