Tipo de cambio:

Compra: 3.242

Venta: 3.246


Año del Buen Servicio al Ciudadano
SÁBADO 18

de noviembre de 2017

Ventajas del TLC con Australia

Hay un consenso mayoritario en el Perú respecto a que los acuerdos de libre comercio han traído muchos beneficios a nuestra economía, porque amplían los mercados para las exportaciones, atraen inversiones, nos dan competitividad en el mundo, lo que genera más puestos de trabajo y mejora la calidad de vida de los peruanos. Por ello, hay que saludar el acuerdo entre el Perú y Australia para trabajar en un tratado de libre comercio (TLC) entre ambas naciones.

11/11/2017


El presidente Pedro Pablo Kuczynski y el primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, firmaron la declaración de intenciones con este propósito, en el marco de la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), que se realizó en la ciudad de Da Nang, Vietnam.

Ambos gobiernos han expresado su satisfacción por este entendimiento, pues para Australia significará la eliminación del 99% de los aranceles que pagan sus exportaciones en el mercado peruano, mientras que el Perú podrá comercializar con una de las economías más prósperas y estables del mundo.

La economía australiana crece ininterrumpidamente desde hace 25 años y en el 2016 alcanzó un producto bruto interno per capita cercano a los 50,000 dólares, cifra superada en Norteamérica por Estados Unidos, y en Europa es mayor que las de Alemania, Reino Unido, Francia, Italia y otras potencias.

Las exportaciones de Australia y el Perú presentan una estructura similar. En ambos países, la exportación de minerales y productos agropecuarios desempeña un papel preponderante en sus economías. Los principales bienes exportados por Australia son: hierro (21%), carbón (14.9%) y trigo (2%).

El comercio entre el Perú y Australia creció notablemente el año pasado (56%), impulsado por las mayores ventas de zinc.

Vale recordar que desde el ingreso del Perú a APEC en 1998, se negociaron y pusieron en vigencia nueve tratados de libre comercio bilaterales con Estados Unidos, Singapur, Tailandia, China, Canadá, Corea, Japón, Chile y México, lo que ha permitido a miles de empresas peruanas, grandes y pequeñas, importar insumos y exportar sus productos de manera más sencilla y a menores costos a los principales mercados de la región Asia-Pacífico.

Asimismo, promover empleos formales, mejorar sus ingresos, incrementar su competitividad y productividad, y en el ámbito de país, reducir la pobreza y elevar la calidad de vida de más familias.

Por esa razón, tenemos que defender la globalización, madre del libre comercio, de tendencias nacionalistas y aislacionistas que han empezado a surgir en el mundo, y cuyas primeras víctimas son los acuerdos comerciales.

Un comercio sin fronteras no es solo un tema económico, sino también fomenta los valores de la democracia liberal, acerca a los países, incentiva el turismo, el intercambio cultural y la tolerancia. Todos ellos, elementos de una cultura de paz.