Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

TRUMP RESPONSABILIZA A GUARDIANES DE LA REVOLUCIÓN

Vinculan a ejército iraní con ataques a cargueros

Imágenes muestran a miembros de esta fuerza ideológica retirando mina.

15/6/2019


Washington, EE. UU.

AFP

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó a Irán de estar detrás del ataque a dos petroleros en el golfo de Omán, acusaciones que Teherán rechaza, una escalada en la guerra dialéctica entre los dos países que ha desatado la tensión en el Golfo.

Dos petroleros, uno noruego y otro japonés, sufrieron ataques de origen desconocido mientras navegaban cerca del estrecho de Ormuz, una de las principales vías del mundo para el comercio de petróleo.

Cuatro navíos, tres de ellos petroleros, padecieron ataques similares frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos, por los que Trump señaló a la República Islámica.



Sospechas

“Irán lo hizo”, señaló en una entrevista, después de que el Pentágono publicara imágenes del suceso. En el video se ve a tripulantes de lo que parece ser una embarcación de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico del régimen iraní, retirando “una bomba lapa sin explotar” del casco de uno de los buques atacados.

“Vemos el barco, con una mina que no ha explotado y está firmada por Irán”, aseguró Trump, quien agregó que los Guardianes de la Revolución, considerados por Washington como organización terrorista, “no querían dejar ninguna prueba detrás de ellos”.

Rechazo

Rusia, aliado de Irán, condenó “severamente” los ataques y pidió a Estados Unidos que no “saque conclusiones precipitadas”, mientras que China apeló al “diálogo”.

Los aliados de Washington en la región condenaron también los ataques. Arabia Saudita mostró su “gran preocupación” y los Emiratos Árabes Unidos denunciaron una “escalada peligrosa” en la región.

“Irán es responsable de los ataques en el golfo de Omán”, señaló el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, que denunció “una escalada inaceptable por parte de Irán”.

Por su lado, el jefe del Pentágono, Patrick Shanahan, aseguró que los ataques no son un problema estadounidense, sino mundial, y pidió alcanzar un “consenso internacional” para poner fin a la situación.

Desea negociar con Teherán

En el 2018, Estados Unidos se retiró unilateralmente del acuerdo internacional del 2015 que buscaba impedir que Teherán se hiciera de bombas atómicas, argumentando que su intención era obligar a la república islámica a aceptar condiciones más estrictas en cuanto a ese tipo de armas y a cesar sus acciones “desestabilizadoras” en Medio Oriente.

Más recientemente, mientras su equipo de gobierno reforzaba la presión económica, diplomática y militar contra Irán, el millonario republicano llamó en múltiples oportunidades a un diálogo directo con dirigentes iraníes.

El guía supremo iraní, ayatolá Alí Jamenei, descartó categóricamente cualquier tipo de conversación con Trump.

Ante esta negativa, el presidente estadounidense se ha mostrado indeciso, o errático entre continuar o no, el intento de negociar con Irán.