Tipo de cambio:

Compra: 3.421

Venta: 3.422


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 2

de junio de 2020

ENFOQUELABORAL

¡Impacto en el empleo! La situación laboral actual frente al estado de emergencia sanitaria

El Estado de Emergencia se ha extendido –es la tercera oportunidad– hasta el 24 de mayo. En consecuencia, hay al día de hoy trabajadores que prestan labores presenciales sin mayor novedad, los de los servicios considerados esenciales y aquellos dependientes de las empresas que han conseguido la autorización correspondiente para reanudar sus actividades.

20/5/2020


Germán Serkovic

Abogado Laboralista


Igualmente existe un importante grupo de empleados que desempeñan sus labores desde el domicilio, ya sea bajo la modalidad del trabajo remoto o del teletrabajo. Coexisten estas actividades con un grupo pequeño de trabajadores que siguen bajo la licencia con goce de remuneraciones, vigente mientras dure el estado de emergencia, así como con servidores con el contrato de trabajo en suspensión perfecta, esto es, sin prestar labores, pero también sin percibir la correspondiente remuneración, cuya duración puede extenderse hasta el 9 de julio.

Por si fuere poco, hay empleados de las empresas que se acogieron a la aplicación de medidas alternativas a la suspensión perfecta, como son el acuerdo de vacaciones anticipadas, el goce de las vacaciones ya adquiridas, la modificación de horarios, la variación de la jornada con la consecuente rebaja del sueldo, el pacto de disminución de remuneraciones, etcétera.

Las autoridades no han creído prudente mencionar el tema, pero hay que plantearlo; en el horizonte se asoma una crisis económica sin precedentes. La suspensión perfecta de labores es una medida severa, pero si la situación empeora, el doloroso paso siguiente es el cese colectivo o la quiebra con sus efectos dramáticos en el empleo. 

La compensación por tiempo de servicios se originó justamente para paliar los efectos derivados del cese del trabajador por un tiempo determinado, lamentablemente –y por razones populistas– diversos gobiernos liberalizaron el depósito –en un inicio considerado intangible– con el objeto de que el trabajador use ese ingreso adicional en gastos de consumo. Esa medida fue un error, se desnaturalizó la CTS y ahora se aprecian las consecuencias.




También en El Peruano