Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

PERSPECTIVAS

¿Cómo hacemos frente al “efecto Trump”?

12/8/2019


José Luis Jaramillo

Editor de Economía de la Agencia Andina

La economía peruana responde a la altura de las circunstancias a la incertidumbre que golpea al mundo desde el primer trimestre del año pasado, cuando el presidente de Estados Unidos anticipó la aplicación de aranceles a los envíos de China, advertencia que luego se materializó y dio inicio a una guerra comercial que nadie preveía en pleno siglo XXI y luego del aparente convencimiento que existía acerca de las bondades de una economía global y abierta.

La semana pasada fuimos testigos de un cambio de escenario en el mundo. Todo empezó el 31 de julio, tras la mención menos proclive del presidente de la Reserva Federal (FED) de Estados Unidos, Jerome Powell, de reducir nuevamente en setiembre la tasa de interés en ese país, luego de haberla contraído en un cuarto de punto ese mismo día (dejándola entre 2% y 2.25%). Los inversionistas tenían la expectativa de tres reducciones para este año. La retórica de Powell afectó a los mercados y la Bolsa de Valores de Lima (BVL) cayó 1.20% el último día de julio.

Al día siguiente, el 1° de agosto, Donald Trump anunció la imposición de nuevos aranceles de 10% sobre importaciones chinas valoradas en 300,000 millones de dólares a partir del 1° de setiembre.

A manera de represalia, China detuvo la compra de productos agrícolas estadounidenses y permitió que su moneda cayera hasta un nivel no registrado desde el 2008.

De esta forma, empezamos la semana pasada con un ya típico lunes negro, con pérdidas en las bolsas de valores de Lima, Nueva York (Dow Jones), Londres y Shanghái de 1.52%, 2.90%, 2.47% y 1.62%, respectivamente. En paralelo, el dólar subió a 3.39 soles, aunque el viernes último bajó a 3.381 soles.

El año pasado, la expectativa de una guerra comercial y el inicio de esta frenó la consolidación un ciclo expansivo de la economía global y hoy amenaza con enviarnos a otro colapso financiero como el del 2008.

En este mundo esquizofrénico es un reto para los países preservar cada mes su crecimiento. En mayo, el Perú creció 0.63% y acumuló 118 meses de expansión. Así, alcanza un crecimiento de 2.60% en términos anualizados.

Este jueves se conocerá la expansión del Perú en el primer semestre del año y el Ministerio de Economía ya adelantó que el crecimiento en junio se habría acelerado y alcanzado un nivel cercano a su potencial de 3.5%. Previamente, descartó que el adelanto de elecciones pueda ser recesivo.

Efectivamente, el verdadero riesgo es el descalabro internacional. Solo nos queda dinamizar nuestra productividad y competitividad para hacer frente al “efecto Trump” que nadie sabe –a excepción de Trump– cuándo terminará. Por esa razón, es una buena noticia que el Gobierno haya aprobado el 28 de julio el Plan Nacional de Competitividad y Productividad, que contiene 84 medidas de política pública, con lo cual se espera que crezcamos anualmente más de 5%.