Tipo de cambio:

Compra: 3.383

Venta: 3.386


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 5

de diciembre de 2019

PUNTO DE VISTA

¿Si apostamos por un país redistributivo?

El CADE Ejecutivo 2019, desarrollado en Paracas con el lema “Perú: una economía de mercado para todos”, estuvo marcado por el mea culpa de los empresarios de principio a fin, lo cual no es malo y, más bien, puede ser bueno. Pero, sobre todo, esperamos que sea sincero.

2/12/2019


Jose Luis Jaramillo

Editor de Economía de la Agencia de Noticias Andina

No podemos pretender salir adelante y ser empresarios exitosos pasando por encima de todos. Ese chip tiene que cambiar y no podemos esperar una década más.

Apelando al lema de CADE 2019, podemos decir que la economía de mercado para todos no pasará de ser una utopía si no erradicamos la corrupción, que anualmente se lleva un 2% del PBI mundial, según estimaciones del Fondo Monetario Internacional (FMI), y si no apostamos por un país redistributivo.

En el caso del Perú, lo que se embolsa la corrupción se aproxima a 17,000 millones de soles anuales, según la Contraloría General de la República, lo cual representa un poco más del 2% de nuestro PBI, teniendo en cuenta que este año ascenderá a 810,000 millones de soles, de acuerdo con el Marco Macroeconómico Multianual.

Para cerrar las brechas sociales con sentido de urgencia, como dijo la ministra de Economía y Finanzas, María Antonieta Alva, en CADE 2019, necesitamos cada sol que podemos producir para destinarlo a inversión social productiva.

“A esa urgencia que reclamamos por mejorar la competitividad, sumemos también la urgencia por cerrar las brechas sociales”, dijo durante el evento empresarial más importante del país.

“Es indignante ver cómo 20 años después (de los vladivideos) la corrupción capea en el Perú, la corrupción está metida en el sistema”, dijo.

Qué gusto da escuchar que una ministra de Economía se indigna con la corrupción. Qué gusto da escucharla afirmar que los objetivos sociales y políticos que anhela nuestro país pueden alcanzarse sin descuidar la estabilidad macroeconómica. Y es que nunca fueron variables excluyentes y pueden convivir tranquilamente.

No podemos caer en el neoliberalismo extremo de Milton Friedman y afirmar que no hay lonche gratis y que cualquier atención social alguien la va a pagar. ¡Pero por supuesto que alguien lo hará!, ese es justamente el objetivo de la redistribución de la riqueza y del subsidio cruzado en un sistema regido por el consumismo y el capitalismo. Los países nórdicos son el mejor ejemplo de que la redistribución funciona, por algo son los países más felices del mundo.

Qué duda cabe que hubo ponencias extraordinarias en CADE 2019, entre ellas la del CEO de Cabify Mundial, quien afirmó que el éxito empresarial se basa en hacer lo que nos hace sentirnos orgullosos, o la del CEO de Scotiabank Perú, Miguel Uccelli, destacando que se obtienen mejores resultados con más mujeres en posiciones de liderazgo. Particularmente, me quedo con el concepto de Uccelli, esperando que sea premonitorio.




El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.