Tipo de cambio:

Compra: 3.315

Venta: 3.313


Año del diálogo y la reconciliación nacional
JUEVES 16

de agosto de 2018

Actuar con transparencia

Hoy más que nunca, el Perú necesita que sus autoridades prediquen con el ejemplo. Con esa premisa, la transparencia debe ser la marca indeleble en cada uno de sus actos. Y, en esa línea, se promulgó recientemente el Decreto Supremo N° 080-2018-PCM, que establece como exigencia para los servidores del Poder Ejecutivo presentar su declaración jurada de intereses.

10/8/2018


El presidente de la República, Martín Vizcarra, ha afirmado: “Con transparencia vamos a demostrar que queremos trabajar por el Perú y lo estamos haciendo” y ha invitado a los demás poderes del Estado a presentar también el referido documento.

Resulta conveniente que tanto congresistas como jueces y fiscales se sumen a esta iniciativa de Gobierno, en una clara demostración de la voluntad de actuar con absoluta transparencia.

La presentación de la declaración jurada de intereses tiene por finalidad transparentar las funciones de los servidores públicos, así como detectar y prevenir conflictos de intereses.

Esta medida ayudará a que la ciudadanía conozca con detalle la hoja de vida del Presidente y vicepresidentes de la República, de los ministros, viceministros, funcionarios, asesores en general y todo aquel servidor que administre, maneje o disponga fondos o bienes del Estado.

Además, se transparentarán sus propiedades en el país y en el extranjero, antecedentes, consultorías, participación en organizaciones privadas (asociaciones, gremios y organismos no gubernamentales), información de empresas, sociedades u otras entidades en las que el servidor tenga una intervención patrimonial.

De igual manera, los funcionarios deberán detallar e informar sobre las personas que integran su grupo familiar; es decir, padres, madres, cónyuge, conviviente, hijos y hermanos, así como brindar información sobre sus ocupaciones y actividades laborales.

Este decreto supremo, publicado en el Diario Oficial El Peruano el 2 de agosto, precisa que la declaración jurada de intereses es un requisito indispensable para ejercer cargos en el Poder Ejecutivo. Este documento, de acceso público, deberá presentarse anualmente.

Del mismo modo, las entidades públicas del Ejecutivo, en un plazo no mayor a 15 días hábiles posteriores a la emisión del citado decreto supremo, deberán remitir a la Secretaría de Integridad Pública de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) la lista completa de funcionarios y servidores públicos sujetos al ámbito de aplicación de la norma.

Asimismo, tienen que comunicar semestralmente la actualización de esa lista por los canales establecidos por la Secretaría de Integridad Pública.

En suma, es una medida acertada que debe imitarse porque nuestro país necesita, de una vez por todas, ir por un camino de claridad. Vale la pena citar al historiador y escritor Stephen Covey, quien dijo: “Tus actos siempre hablan más alto y más claro que tus palabras”. Es momento de actuar y de hacerlo con la mayor transparencia posible por un Perú más próspero y con igualdad de oportunidades.