Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

DE CAZUELA

Al frío del hogar

Fogo es una isla casi inhabitable cercana al ártico. Por algún motivo nunca explicado sus contados vecinos deben abandonar el lugar con ayuda del gobierno o quedarse allí a su suerte.

28/7/2020


Ernesto Carlín Editor de Culturales



Este filme de la mexicana Yulene Olaizola y grabado en Canadá es parco en diálogos, pero es muy expresivo visualmente. La acción transcurre en la rutina de los dos últimos días en que han dado de plazo para dejar el lugar.



La cámara sigue el actuar de tres varones, uno de ellos ya mayor y padre de uno de los otros adultos.



Las charlas giran sobre irse o no, y sobre el pasado mejor. En pantalla observamos juegos rotos para niños, escasas casas tapiadas y poca presencia humana más. Todo parece haberlo tomado la naturaleza, la nieve, el hielo.



Pero los protagonistas de la película intentan actuar como si estuvieran en una situación normal. Se preocupan por conseguir licor, salir a jugar con los perros, dar vuelta a la misma



conversación.



La modorra parece haberles ganado la partida. Los canes jugueteando entre los montículos de nieve tienen más acción y decisión que los amos.



Hay varias escenas que son un poema. Imperdible por ejemplo el solitario árbol en medio del descampado, condenado a convertirse en fugaz leña.



Aunque no parece suceder gran cosa, lo que vemos es cómo unos sujetos deben decidirse o no a abandonar lo que siempre conocieron. No importa que su terruño sea un inhóspito rincón de temperaturas bajo cero, para ellos siempre será, como en la canción que entona el mayor, un valle verde.