Tipo de cambio:

Compra: 3.302

Venta: 3.306


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
LUNES 24

de junio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

EDUCACIÓN SANITARIA Y CULTURA DEL AGUA

Alcantarillas, el trabajo silencioso

¿Se puede mejorar el uso del agua potable y el alcantarillado? Con jornadas de sensibilización en las escuelas y organizaciones comunales, un programa busca mejorar los hábitos de la población con respecto al uso del agua potable y alcantarillado en la ciudad de Huaral, en Lima Provincias.

3/1/2019


Los miembros del equipo de desatoro de la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado Huaral S. A. (EPS Emapa Huaral) están acostumbrados, como todo equipo de emergencia, a trabajar 24 horas, todos los días. “En varias oportunidades hemos atendido emergencias en la madrugada”, recuerda Benito Huamán. Lleva 27 años laborando en esta especialidad.

Han logrado retirar todo tipo de desechos que hacen colapsar las redes de desagüe de la ciudad de Huaral (región Lima Provincias), como colchas, envases plásticos, restos de colchones, animales muertos, electrodomésticos malogrados, entre otros elementos que atoran y tapan las tuberías.

Como aquella vez en las calles José Olaya y Angamos, cerca del hospital, cuando atendieron una emergencia. Varias viviendas se inundaron con aguas servidas, que llegaron hasta los treinta centímetros de altura, malogrando muebles y otros enseres.

“Empezamos a trabajar a las 11 y 30 de la noche. Cuatro horas después no terminábamos. ¿Y qué encontramos? Pues grandes cantidades de papeles con desechos plásticos ¡y hasta preservativos!”, recuerda Jorge López, otro trabajador del equipo de desatoro.

Fue tomando en cuenta ese panorama que el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (OTASS), que acompaña el trabajo de la EPS Emapa Huaral y brindó asistencia con hidrojets a mediados del 2018, mediante el Programa Nacional de Limpieza de Colectores Operación Alcantarillado, logró limpiar 27 kilómetros de redes de desagüe en 36 sectores de Huaral y 5 kilómetros en el distrito de Chancay.

Apuesta por la educación

Como muchas ciudades del país, en Huaral se reportan cada mes más de 150 atoros de alcantarillado, lo que genera congestión en las vías, malos olores e incomodidad de los vecinos y usuarios. Esta problemática se origina por la falta de cultura de cuidado del desagüe.

Ante esa situación, la Emapa Huaral busca alternativas de solución. Y junto a la Autoridad Nacional del Agua (ANA), el Ministerio de Salud y la Unidad de Gestión Educativa Local N° 10-Huaral (UGEL Huaral), ha lanzado la campaña ‘Juntos fortaleciendo capacidades en educación sanitaria y cultura del agua’.

El gerente general de Emapa Huaral, Carlos Casalino, recuerda que una de las tareas más importantes de la EPS es sensibilizar a la población sobre el buen uso del agua y el alcantarillado. También convocaron al Consejo de Recursos Hídricos de Cuenca Chancay-Huaral, a la Autoridad Administrativa del Agua Cañete-Fortaleza, al hospital San Juan Bautista, la Caja Municipal Ica y a la gerencia de Medio Ambiente de Huacho para sumar esfuerzos y encontrar soluciones a esta problemática.

Trabajo articulado

Estas entidades trabajan de manera articulada para desarrollar talleres de sensibilización sobre conexiones clandestinas, micromedición, pago puntual del servicio, cuidado de las redes de desagüe, importancia de las fuentes naturales de agua, entre otros temas, a fin de garantizar el acceso al agua potable y buen uso del alcantarillado.

La directora de la UGEL Huaral, Giovanna Estrada, señala que por primera vez se lleva a cabo un programa de educación sanitaria dirigido a la población estudiantil de esta jurisdicción, y que esto será muy beneficioso para las escuelas y la comunidad. “Con esta intervención en los colegios, niños y jóvenes aprenderán las buenas prácticas, lo que conllevará a un saneamiento sostenible pensando en nuestro futuro”.

Por su parte, el director ejecutivo de OTASS, Óscar Pastor Paredes, resalta la necesidad de fortalecer la cultura por medio de la sensibilización a la población con respecto al uso de las alcantarillas. “Muchos problemas se solucionarán si empezamos a trabajar el tema cultura con la población”, enfatiza el directivo.

Retos a futuro

Para Carlos Casalino, el principal reto será la continuidad de las actividades para sensibilizar a la población. “Nuestro objetivo es que estas charlas y talleres sean sostenibles y ello dependerá mucho del apoyo que puedan dar las siguientes autoridades y representantes de instituciones”, afirma.

Su preocupación tiene fundamento. La población usuaria de esta EPS, que cuenta con servicio de agua y alcantarillado, representa a un promedio de 17,000 usuarios. La gran cantidad de atoros, la escasez de agua potable en algunos sectores, sumado al cambio climático, el aumento en la población que demanda cada vez más agua y la falta de control sobre los acuíferos, han causado estragos en el recurso hídrico de la provincia.

Aunque en general el desarrollo del programa es una buena noticia, la Emapa Huaral busca comprometer a líderes comunales en estos talleres, entre ellos representantes de las juntas vecinales. Sin embargo, aún se debe garantizar el apoyo financiero de más instituciones para llegar con más sensibilización a todos los usuarios del agua potable.

Sensibilizar a los estudiantes es una buena alternativa porque es en los colegios en donde se forman y crean proyectos que aportarán al futuro, donde la educación sanitaria es un componente social en todas las intervenciones y el tema de ambiente es transversal porque se enseña a los escolares, junto con sus docentes de Ciencia y Ambiente, a realizar un uso adecuado del agua y a mantener su infraestructura sanitaria con planes de reforestación para la conservación de las fuentes naturales y artificiales del agua. 

Dato

612 Alumnos y docentes de Huaral han sido capacitados.

(Blanca Vargas)