Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

Alexandra Grande fue víctima de bullying y ahora es una gran campeona [entrevista]

Desea que la gente siempre la recuerde como una de las mejores deportistas peruanas de la historia.

15/6/2020


Juan Sánchez Ortega

jsanchez@editoraperu.com.pe

Alexandra Grande patea con gran fuerza, esa que le pone para hacer realidad cada sueño planteado. Ahora, sin demora, se sigue entrenando fuerte para consolidar su pase a los Juegos Olímpicos Tokio 2020, certamen en el que desea hacer historia para engrandecer más su apellido y sin tener que escapar del bullying como lo hacía en su tiempo escolar.

¿Qué tanto ha afectado esta cuarentena tu presente deportivo?

De hecho, es chocante no lo voy a negar. Gracias a Dios que tengo mi academia en el tercer piso de mi casa. Lo que sí me falta es hacer gimnasio para fortalecer los músculos.

¿Pero cómo afrontar esta situación sin caer en el pesimismo?

Hay que tomarlo de manera positiva. Me entreno todos los días por las mañanas. Ya esperando con ansias de irme a entrenar. Yo no he dejado mi casa para nada. Estar encerrado es una situación complicada para un deportista, pero es lo que nos toca vivir. Estamos contentos porque el karate ya puede usar las instalaciones de la Videna.

¿Hay temor de contagiarse del coronavirus cuando salgas a entrenar?

Sí. Ya que comenzaré a ir a practicar, esto no significa que estaré saliendo siempre. Hemos quedado con mi entrenador que tomaremos medidas muy estrictas: ir a entrenarme donde no haya mucha gente y nada de socializar. De hecho, el temor del contagio existe. Lo que sí deseo es aunque sea pasar con mi carro por la playa, para recibir un poco de aire.



 ¿Qué más se teme, contraer el virus o la secuela que puede dejar a un deportista?

Si un deportista es atacado de manera fuerte por el virus, ya no volverá a ser el mismo porque si entra a una parte del pulmón lo dañará y dejará secuelas que afectarán su rendimiento físico. Uno no sabe cómo se comportará dentro de tu cuerpo.

Mensaje

¿Qué mensaje le das al pueblo peruano que vive momentos apremiantes debido a la pandemia?

Tener paciencia. Que debemos pensar en la salud propia y la de los demás como prioridad. Que si salen a trabajar para ganarse el alimento diario lo hagan con mucha responsabilidad y cuidado. A los que no tienen apuros, se queden en casa a estar con la familia y cuidarla. Sé que estamos pasando por un momento complicado, pero siempre las cosas pasan por algo.

Camino a los Juegos Tokio 2020

¿Cómo recuperar el nivel después de una larga para en la parte competitiva?

Creo que estoy haciendo un buen trabajo con mi entrenador. Hay demasiada exigencia y hasta creo que en esta cuarentena han salido cosas nuevas en mí que no realizaba por las competencias y los viajes continuos. Claro que necesito un sparring (oponente), pero eso se dará cuando se empiece la práctica de manera colectiva. Recuperaré rápido mi nivel.

¿Qué te falta para consolidar la clasificación a Tokio 2020?

Me falta un campeonato para colocarme como la mejor karateca de América. Ahorita ya estoy en ese lugar y no creo que haya cambios sustanciales. Al deportista que tiene medalla de oro en los Juegos Panamericanos y buena posición en el ranking mundial le dan un cupo a Tokio 2020. Hay un orden, primero le dan a África, sigue Oceanía y después a América. Luego tengo el Preolímpico. Hay varias opciones para acceder a los Juegos Olímpicos, pero no me duermo en mis laureles, porque llegar a la cita es un camino complicado y sólo van 10 de cada categoría.



¿Hay desesperación en ti por estar ya en Tokio 2020?

Desde pequeña tengo el sueño de que mi deporte sea olímpico. Cada día me despierto con esa sensación de estar allí, porque es la primera vez que la disciplina que amo será parte del programa y tal vez sea la última. En definitiva, será el mejor momento de mi vida.

¿Crees que los sueños en el deporte existen?

Cuando recién comenzaba en mi deporte iban apareciendo sueños. Me propuse ser la mejor del mundo y tener los laureles deportivos, lo logré. Siempre me he propuesto objetivos altos. La sensación de ser bicampeona panamericana en mi país fue la mejor que experimenté hasta ahora, por lo que significaba para la gente. No sabía de la importancia hasta que vi el desborde y eso creó en mí una presión por ganar la medalla.

¿Cuál crees que ha sido el aporte de los Juegos Lima 2019 al deporte peruano?

Además de las impresionantes infraestructuras deportivas, la gente comenzó a seguir a las disciplinas que nunca había escuchado. Conocieron más de cerca a los deportista y su lucha diaria por brindar un título al país. Gracias a los Juegos, las personas nos valoran y apoyan más. Hemos salido del anonimato. Quedará marcado en la historia del Perú como el mejor año del deporte nacional.

Busca trascender en el deporte

¿Cómo te gustaría que la gente te recuerde?

No quiero que me reconozcan por las medallas, sino porque fui una de las mejores deportistas del Perú y que tengan en mente que para mí no fue fácil, porque llegar a la cima significó una lucha constante desde pequeña hasta ahora. Me gusta inspirar a las personas o que los nuevos deportistas se vean reflejados en mí, de que no se necesita tener todo a la mano para lograr los objetivos. Uno mismo puede armar su destino.



 ¿Qué significa el karate en tu vida?

Me formó como persona. Me enseñó a valorar las cosas, a saber lo que significa el esfuerzo, la alegría y  la tristeza. Me ha guiado en lo que soy, de aprender a organizarme. Agradezco al destino por haber puesto a este deporte en mi camino, no sé qué hubiera hecho sin él. Me ha completado la vida.

¿Tu apellido grafica lo que eres en el deporte?

Cuando era pequeña me daba vergüenza mi apellido. En la época del colegio me hacían bullying. A cada momento me decían grande la mesa, grande la silla y lo relacionaban con todos los objetos. Pero el tiempo les dio razón porque grandes son los títulos que logro. Ahora sí estoy orgullosa de mi apellido.

¿El objetivo es solo clasificar a Tokio 2020?

Con mi entrenador nos hemos proyectado para hacer historia en Tokio 2020. Primero es clasificar y también haría historia porque sería la primera karateca peruana en participar en unos Juegos Olímpicos. Queremos demostrar que el Perú es uno de los mejores en esta disciplina. No quiero hablar de medalla, pero estoy segura de que las cosas saldrán mejores de cómo las estamos planeando.

Datos:

Alexandra Grande tiene 30 años y practica el karate, modalidad kumite -61 kilos (pelea), desde que tenía 8 años.

Tiene en su haber dos medallas de oro en los Juegos Panamericanos (Toronto 2015 y Lima 2019).

En agosto del 2018, después de proclamarse campeona en los Juegos Mundiales de Karate en Polonia, recibió los Laureles Deportivos en el grado de Gran Cruz.

Se ubica en el sétimo puesto de la clasificación mundial de karate.

Lea también en El Peruano