Tipo de cambio:

Compra: 3.318

Venta: 3.321


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 19

de agosto de 2018

Aliados en valores democráticos

Para el secretario general de la OEA, hay elementos que revelan el dinamismo del Perú en el sistema interamericano, papel que lo ha llevado a albergar numerosas reuniones vinculadas con esta organización.

13/2/2018


La reciente visita del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha servido para redoblar los esfuerzos del Perú en lograr metas como el fortalecimiento institucional y el respeto a los derechos humanos. La labor realizada por el Estado peruano en ambos campos es sostenida en el tiempo, y se espera que en el corto plazo puedan cumplirse los objetivos trazados.

Al alcanzarlos, la nación peruana dará un impulso a la dinámica de estabilidad social y al proceso de fortalecimiento de las condiciones de vida de las personas, lo cual encaja en la categoría y la motivación que Almagro ha definido para su gestión: cada vez más derechos para cada vez más personas, en un entorno de democracia, así como derechos humanos, desarrollo y seguridad multidimensional.

Por ello, Almagro le expresó su satisfacción al presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski, sobre los avances del Perú en materias como el fortalecimiento del modelo institucional, la vigencia del Estado de derecho y el respeto a los derechos humanos, lo cual convierte a nuestro país y al organismo en aliados consistentes en la defensa y la práctica de valores democráticos.

Para el secretario general de la OEA, esos son elementos que revelan el dinamismo del Perú en el sistema interamericano, papel que lo ha llevado a albergar numerosas reuniones de diferentes organismos vinculados con esta organización y a ser el próximo anfitrión de la 8ª Cumbre de las Américas, con lo cual va puliendo cada vez más un perfil propio en la comunidad regional de naciones y logrando un bien merecido prestigio como organizador de citas internacionales.

No es la primera vez que Almagro visita el Perú, ni tampoco la única ocasión en la que destaca sus virtudes. Incluso existen vínculos de cooperación que han permitido el fortalecimiento del modelo institucional en la región, a partir de la creación de una escuela de gobierno, la elaboración de leyes modelos y un trabajo conjunto en el combate contra los principales flagelos del continente americano que puedan atacar los sistemas políticos, entre ellos la corrupción.

El caso de la escuela de gobierno es especialmente interesante porque la OEA busca que esta plataforma fortalezca el trabajo con los partidos, la sociedad civil y el periodismo, y de esa manera, acercar los controles de la población sobre los sistemas políticos y hacer cada vez más vigente la idea de que la democracia debe tener un funcionamiento completamente deslindado de cualquier lógica de enriquecimiento o de negocios.

Asimismo, la OEA ha reconocido antes el trabajo peruano en temas como el combate contra la pobreza, la protección de los derechos humanos y los logros en la lucha anticorrupción, sobre todo en los correctivos hechos para impedir la impunidad y el refuerzo del sistema judicial para procesar este tipo de delitos. Se trata de un indicador más de la relación de nuestro país con la institución encargada de velar por el bienestar del hemisferio.