Tipo de cambio:

Compra: 3.344

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 23

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Alimentación escolar saludable

Los escolares necesitan una buena alimentación para crecer, desarrollarse, protegerse de las enfermedades y tener energía para estudiar, aprender y ser físicamente activos.

9/3/2019


La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) señala que la disponibilidad de alimentos agradables, inocuos y nutritivos, respaldados por un entorno alimentario saludable, es fundamental para mejorar la alimentación escolar. “La aplicación de normas y políticas, junto con el desarrollo de capacidades de la comunidad escolar, es una prioridad en la promoción de entornos alimentarios saludables en las escuelas de todo el mundo”, señala.

En nuestro país se están aplicando acciones concretas para cumplir esta meta. Por un lado, tenemos el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma, que brinda alimentos ricos, variados y nutritivos a niños y niñas de inicial y primaria de las escuelas públicas de todo el país, y de secundaria en las comunidades nativas de la Amazonía peruana, con el fin de mejorar la atención en clases, la asistencia y la permanencia.

Asimismo, está en vigencia la Ley N° 30021, Ley de Promoción de la Alimentación Saludable para Niños, Niñas y Adolescentes, aprobada por Decreto Supremo N° 017-2017-SA, que se viene implementando en el país. En virtud del artículo 5 de esta norma, hace unas semanas el Ministerio de Salud (Minsa) aprobó los Lineamientos para la Promoción y la Protección de la Alimentación Saludable en los Colegios, en los que se establece que los quioscos, cafeterías y comedores de los colegios públicos y privados del país no podrán vender a los escolares comida chatarra; es decir, productos con alto contenido de azúcar, sal o grasas.

Desde este año escolar, en los quioscos de los colegios podrán venderse alimentos con preparaciones sencillas (pan con pollo, con palta, aceituna), choclo o papa con queso, frutas, yogur, cereales, agua mineral, así como jugos o productos envasados sin aditivos, entre otros.

No se podrá ofrecer a los escolares ni gaseosas ni alimentos procesados que lleven octógonos porque al tener esa advertencia será señal de que son altos en azúcar, sal o grasas saturadas.

El Ministerio de Educación (Minedu) fiscalizará que ello se cumpla en los colegios a su cargo. Sin embargo, esta tarea también es de los gobiernos locales, ya que es necesario que los municipios refuercen la fiscalización dentro y fuera de las instituciones educativas.

Los lineamientos precisan que el Minsa dará el acompañamiento técnico a las Unidades de Gestión Local (UGEL), con el fin de promover una cultura de alimentación saludable en los quioscos, cafeterías y comedores, donde se tendrán que vender alimentos que no perjudiquen la salud de los niños.

Esta medida busca reducir los índices de sobrepeso y obesidad en los menores. Según cifras del Observatorio de Nutrición y de Estudio del Sobrepeso y Obesidad del Minsa, tres de cada diez niños de 5 a 9 años (32.2%) tienen una acumulación excesiva de grasa en el cuerpo. En cuanto a la obesidad, el aumento ha sido bastante marcado: pasó de 7.7% en el 2007 a 14.8% en el 2014. Manos a la obra.