Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 4

de abril de 2020

Apoyo a las familias vulnerables

“Se prevé que con esta medida serán incorporados al menos 500,000 hogares de personas vulnerables que laboran de forma independiente y cuyos ingresos son generados en el día a día”.

24/3/2020


Ayer se inició la entrega del bono de 380 soles a las familias vulnerables del país cuya situación económica se complica debido al aislamiento social obligatorio decretado por el Poder Ejecutivo para frenar el contagio del nuevo coronavirus.

El Ejecutivo precisó que serán 2 millones 700,000 hogares peruanos los que recibirán el subsidio, cuya finalidad es permitir a las familias cubrir los gastos de alimentación en el periodo de la emergencia nacional.

En la actual coyuntura, recibir dicha ayuda es importante para este sector de nuestra población, pues muchos de los hogares beneficiados obtienen bajos ingresos económicos con el trabajo diario de sus miembros. La orden de inamovilidad social obligatoria, por tanto, los afecta fuertemente al impedirles laborar con normalidad.

Además de los 2 millones 700,000 hogares que ya comenzaron a recibir el subsidio, el presidente de la República, Martín Vizcarra, confirmó ayer que el padrón de beneficiarios será ampliado a fin de también otorgar la subvención a personas independientes que viven del día a día.

Se prevé que con esta medida serán incorporados al menos 500,000 hogares de personas vulnerables que laboran de forma independiente y cuyos ingresos son generados en el día a día.

En ese contexto, la decisión tomada de entregar el subsidio económico y ampliar el padrón para incluir a los independientes es acertada y muestra la preocupación del Gobierno por atender a las familias más vulnerables del país, no solo en el ámbito de la prevención del contagio del nuevo coronavirus, sino también en el ámbito económico, con el propósito de ayudarles a sortear este temporal negativo que afecta a nuestro país.

También está previsto que el pago del subsidio se extienda de manera progresiva a todas las regiones del país con el apoyo del Banco de la Nación y de un grupo de entidades financieras que apoyarán el esfuerzo.El objetivo de ello es garantizar que el subsidio llegue a todas las familias pobres en el territorio nacional.

Es pertinente destacar que estas medidas de carácter económico no hubieran sido posibles si el Perú no contara con una solidez fiscal envidiada en otras latitudes. Los colchones de liquidez de nuestro país, fruto de una política económica responsable, le otorgan la holgura fiscal suficiente para poner en marcha estas acciones de forma oportuna y financiarlas a pesar de su alto costo monetario.

Como puede preverse por la magnitud del esfuerzo y la logística que se requerirá, es probable que surjan algunos inconvenientes en la distribución del subsidio. No obstante, al margen de cualquier obstáculo, es necesario valorar positivamente la reacción del Gobierno frente a la pandemia y resaltar la articulación y coordinación entre las medidas sanitarias y de seguridad aprobadas para frenar el contagio de este agente patógeno, y aquellas de naturaleza económica cuyo objetivo es acompañar el esfuerzo y el sacrificio que la población del Perú está realizando para combatir el covid-19.