Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 5

de abril de 2020

Apoyo a investigación universitaria

Con el anuncio de la implementación progresiva de las bonificaciones especiales para los docentes investigadores de las universidades públicas con el propósito de impulsar la productividad académica, el Gobierno da un importante paso para que estas instituciones formativas se conviertan en centros de estudios de excelencia; y de esta manera, alcancen una posición de liderazgo en los rankings internacionales en el 2030.

1/3/2020


En agosto del año pasado, el Ministerio de Educación (Minedu) se reunió con los 52 rectores de las universidades públicas para concertar políticas educativas en el UNI-Ejecutivo, al cual también asistió el presidente Martín Vizcarra. Una de las propuestas discutidas es que “el Estado debe otorgar prioridad a las políticas de Ciencia, Tecnología e Innovación, a fin de promover la diversidad productiva, la producción con creciente valor agregado y la capacidad para acceder a los niveles tecnológicos de los países avanzados”.

Uno de los problemas señalados en esta cita fue el fenómeno de la “fuga de cerebros”. Científicos peruanos en los que el Estado invirtió en su capacitación o que hicieron el esfuerzo particular de asistir a una universidad extranjera terminan desertando en pos de mejores perspectivas en el extranjero.

La retención y la atracción de investigadores calificados son necesarias para que la educación superior se articule con el progreso del país y que cada centro superior contribuya al desarrollo de la producción de su región.

Para que las universidades públicas enfrenten el proceso de licenciamiento, que entra a su recta final, el Minedu ya invirtió cerca de 1,000 millones de soles en infraestructura y en mejorar los sueldos de los docentes. El decreto supremo que dispone la implementación progresiva de la Bonificación Especial para el Docente Investigador, es un nuevo esfuerzo para cumplir la tarea de convertir nuestras universidades públicas en centros de excelencia académica.

Los más de 1,000 puestos de docentes-investigadores, que representan un aumento del 40% de plazas respecto al 2019, se ocuparán en forma paulatina. Se evaluarán las competencias académicas de cada postulante, así como la experiencia en investigación, para recibir una bonificación de 50% de sus actuales sueldos durante los nueve meses de su carga lectiva. Por eso, entre los requisitos figura ser calificados por el Registro Nacional de Ciencia, Tecnología y de Innovación Tecnológica y clasificados en el grupo Carlos Monge o el nivel I del grupo María Rostworowski.

Además, haber publicado artículos científicos en revistas nacionales o internacionales indexadas o haber publicado libros y/o capítulos de libros editoriales nacionales o internacionales y de haber liderado o formado parte de equipos de investigación científica.

En la sociedad del conocimiento, los países que más generan riqueza son aquellos que producen saberes que pueden ser aplicados en el proceso productivo y tecnológico de su economía. En el futuro, las desigualdades entre los países que crean conocimiento será mayor. Y hay que estar preparados.