Tipo de cambio:

Compra: 3.284

Venta: 3.286


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 16

de julio de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

CONOCIMIENTO Y HABILIDAD

Aprendizaje corporativo

6/5/2019


Julián Melo

CEO de UBits

Las organizaciones no aprenden del 80% de las cosas que hacen. La razón es que cuando hacemos feedback a algún compañero, es para felicitarlo por algo sobresaliente que hizo. Esta realidad equivale al 10% de lo que hacemos en una compañía. 

Por el otro lado, cuando un compañero hace algo de muy bajo desempeño, le damos feedback para evidenciar sus errores y pueda mejorar. Esta realidad es otro 10% de lo que hacemos en una empresa. ¿Qué pasa con el 80% restante de acciones que ejecutamos?

Para una startup pequeña no es un problema. El proceso de feedback es natural, porque el equipo de cuatro a ocho integrantes trabaja en la misma mesa y todos saben lo que todos hacen.

Pero a medida que el producto se vuelve estable y crece la operación, la complejidad aumenta. Esto nos ocurrió en UBITS; mientras el equipo aumentaba y abríamos operación en otros países se hacía cada vez más dificil aprender de lo que hacíamos.

En un viaje discutía este tema con un amigo que trabaja esta realidad en Google. Él me comentó que cuando entró hace unos años eran 8,000 colaboradores y hoy son 55,000, lo que los llevó a tener varias herramientas para dar feedback sobre sus accciones.

De las que más me impresionó fue Feedback en tiempo real, ya que la puede usar desde una startup chica en tamaño hasta una de las compañías más grandes del mundo.

Después de apropiar el concepto y hacer algunos ajustes, este fue el resultado de nuestro modelo de Feedback en tiempo real que recomendamos.

1. Cualquier miembro del equipo puede solicitar o brindar FTR en cualquier momento del día, con el objetivo de evaluar una acción puntual.

2. El FTR se brinda inmediatamente. El que lo brinda explica dos cosas que le parecieron positivas sobre la actividad realizada y una cosa por mejorar.

3. El que brinda el feedback le pregunta a su compañero: ¿Qué crees que pudiste hacer mejor?

Esta última pregunta permite la autorreflexión. Decírselo a un compañero hace que haga parte de su consciente y lo tenga en cuenta para mejorar en el futuro.