Tipo de cambio:

Compra: 3.336

Venta: 3.340


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MARTES 21

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Apuntes sobre seguridad social

Ahora que se abre el debate en el tema previsional sobre la posibilidad de transformar a la Oficina de Normalización Previsional (ONP) en una “AFP pública”, debemos recordar que la seguridad social implica no solo que algunas personas cobren pensiones o beneficios a fin de mes. La seguridad social es un sistema de protección universal que debe ser parte del desarrollo económico y social de un país. Ciertamente hay mucho camino que recorrer, pero también muchos mitos que desvelar si se quiere tener, en general, niveles básicos de seguridad social.

24/4/2019


Leopoldo Gamarra Vílchezabogado laboralista

Leopoldo Gamarra Vílchez

Abogado Laboralista

En ese sentido, es un desafío plantear para nuestro país la implementación de la seguridad social “para todos”, en tanto que esa idea dista mucho de lo que es la previsión social. Es decir, seguridad social para todos podría entenderse como protección a toda la población, especialmente contra riesgos y contingencias sociales, aunque el centro siga siendo el trabajador, a partir del cual la protección se iría extendiendo a su familia y a otros sectores sociales.

En el sistema de pensiones, deberíamos implementar un modelo mixto de jubilación que combine el sistema público, como componente básico y obligatorio, con el régimen de capitalización plena e individual como complemento. Es decir, un sistema público con una pensión básica y prestación definida bajo un sistema de reparto; en tanto que el de capitalización otorgaría un monto adicional sobre los aportes voluntarios.

Respecto al sistema de salud, es fundamental el acceso universal real a los servicios de salud y a la seguridad social con participación estatal y ciudadana. Esto, como una nueva vía de desarrollo del sistema de salud en el Perú que consiga los objetivos básicos de toda seguridad social, mediante la acción determinante del Estado y sin que esta excluya la iniciativa privada.

En efecto, desde el 2000 se ha puesto en marcha un consistente proceso de reforma mediante el Tribunal Constitucional que modificó sustancialmente los temas más importantes de los derechos sociales y previsionales.

En esa dirección, el TC es el órgano autónomo e independiente que se encarga del control de la constitucionalidad y al que se le ha confiado la defensa del principio constitucional frente a leyes o actos de los órganos del Estado que pretendiesen socavarlo. Es así como el TC se ha ubicado como la única institución de asegurar los derechos socioeconómicos de los ciudadanos reconocidos en la Constitución.