Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.294


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 21

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Apuntes sobre un mercado de capitales global

El siglo XXI está marcando una pauta para las grandes corporaciones chinas que buscan capitalizar su expansión: ya no se compra, ahora se vende. Después de la crisis financiera del 2008, que afectó seriamente a la economía occidental, las empresas chinas han ido relegando a Europa de la fiesta bursátil, aunque siempre queda la incertidumbre de lo que pasará cuando la música acabe.

4/1/2019


José Cavani Ríos

Periodista

De las 20 empresas más grandes del mundo, cuatro son chinas: Tencent, Alibaba, China Mobile e ICBC, que si bien aún no superan en cotización a compañías norteamericanas como Apple, Microsoft, Amazon y Facebook, ya se encuentran por encima de las europeas, incluso con recomendación de compra incluida o retención en cartera de títulos.

Globalmente, China crece en la capitalización del mercado de valores, al punto que su presencia ha llegado, hasta el año pasado, al 9.6%, frente al 37.3% de participación norteamericana. Por eso, todavía “si Wall Street estornuda, las otras bolsas se enferman”. No obstante, se ha calculado que las más de 100 compañías chinas que cotizan en el mercado bursátil estadounidense tienen un valor de mercado que sobrepasa los 1.1 trillones de dólares americanos.

Entendiendo, entonces, las corporaciones chinas que “todos los huevos no deben ponerse en una sola canasta”, el coloso tecnológico Xiaomi Corp lanzó, hace unos meses, su oferta pública inicial no en la bolsa de valores de Nueva York, sino en la de Hong Kong, otra plaza fuerte en el mercado de valores global.

Y como el capital no tiene bandera, Goldman Sachs Group Inc. y Morgan Stanley ya recomiendan la compra de las acciones que forman el paquete financiero chino, que aunque no ha tenido un buen comienzo le pronostican un crecimiento más allá del 50% en el beneficio neto hasta el 2020.

Si los pronósticos de los analistas de inversiones se confirman, más empresas chinas, que ahora hacen fila, entrarán al ruedo. Pero ¿habremos aprendido de la experiencia de hace una década o eso ya es parte del anecdotario? Por eso, es importante la transparencia en los activos subyacentes, es decir, aquel dinero que principalmente respalda las acciones, los bonos o cualquier instrumento financiero que le asegura rentabilidad futura a quien la ostenta y que, al finalizar la música, puede asegurarle liquidez o simplemente hacerle acreedor a un pedazo de papel.