Tipo de cambio:

Compra: 3.314

Venta: 3.318


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
MIÉRCOLES 20

de febrero de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Atención oportuna del Estado

Es obligación del Estado peruano dar respuestas oportunas ante las diversas dificultades para que las niñas, niños y adolescentes ejerzan los derechos que les asiste.

11/2/2019


En el compromiso de priorizar la mejora de los servicios en los casos de protección familiar, derecho al nombre, reserva, identidad del menor de edad, así como el pago de las pensiones alimentarias, el Gobierno publicó días atrás el reglamento de la Ley que crea el Registro de Deudores Alimentarios Morosos (Redam), que incluirá a los padres que incumplan con el pago de tres cuotas sucesivas o alternadas de sus obligaciones alimentarias.

La norma, de esta forma, cumple con institucionalizar una regulación que logre disuadir el incumplimiento del pago de alimentos conforme al mandato del Decreto Legislativo Nº 1377, que fortalece la protección integral de niñas, niños y adolescentes con derecho a percibir una pensión alimentaria contenida en sentencias consentidas o ejecutoriadas o que consten en acuerdos conciliatorios.

Así, para revertir las altas tasas de este incumplimiento al igual que la gran incidencia de las demandas por omisión de asistencia familiar, se ha simplificado el procedimiento de la inscripción y cancelación de la anotación en el Redam y se han diseñado mecanismos de cobro para las deudas alimentarias mediante el descuento de haberes. Esto es, que el deudor moroso de alimentos no podrá acceder a un empleo público, salvo que autorice a la entidad pública el descuento de la deuda por planilla.

Mientras que en el sector privado, si bien no se regulan limitaciones para el acceso al empleo, el postulante deberá autorizar a su empleador este descuento, que se hará efectivo mediante la planilla electrónica.

Incluso, los empleadores del sector privado tendrán que informar a quienes postulen a un empleo y sean deudores alimentarios morosos (aparezcan en el Redam) sobre la importancia de este cumplimiento y la posibilidad de firmar una autorización para el descuento por planilla o por otro medio de pago.

Se trata sin duda de medidas idóneas para conseguir la finalidad buscada, pues con las restricciones impuestas, el deudor alimentario deberá asumir esta responsabilidad, sea mediante la cancelación de la deuda o al autorizar el pago con el respectivo descuento de sus haberes.

No olvidemos que, según el registro de la Policía Nacional del Perú, durante el período 2006-2017, dentro de las denuncias por delitos contra la familia, el delito de omisión de asistencia familiar era el más recurrente. En efecto, el 46% de las denuncias por comisión de delitos contra la familia en este lapso correspondían al delito de omisión de asistencia familiar, siendo incluso la tendencia a que estos ilícitos vayan en aumento.

Este nuevo marco legal se justifica en la obligación del Estado peruano de dar respuestas oportunas ante las diversas dificultades para que las niñas, niños y adolescentes ejerzan los derechos que les asisten, y como respuesta a un compromiso asumido por nuestro país para adoptar las medidas administrativas, legislativas y de otra índole a fin de dar efectividad a los derechos reconocidos por la Declaración Universal de Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño; toda vez que su incumplimiento afecta el derecho al desarrollo y bienestar de los menores de edad, incluso de las mujeres gestantes, en período de posparto o lactancia, de las personas adultas mayores y de las personas con discapacidad. Situación que trasciende a cualquier otro tipo de interés.