Tipo de cambio:

Compra: 3.373

Venta: 3.379


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Aún podemos recuperar el alma del país

El costo de la corrupción es alarmante: 10 millones de dólares al día, 10% de nuestro presupuesto nacional por año, el doble del porcentaje destinado a la Reconstrucción con Cambios que miles de peruanos siguen esperando.

12/9/2018


Richard Acuña

Congresista

Aunque este cáncer ya hizo metástasis, debemos dar batalla para vencerlo, adoptando herramientas efectivas para detectar, combatir y sancionar la corrupción, un fenómeno que retrasa el crecimiento económico y nos estanca en la pobreza. Por ello, presenté el proyecto de ley Nº 1878, “Ley anticorrupción en la función pública”.

En este ámbito, una de las prioridades debe ser la implementación de una estricta regulación del financiamiento de campañas políticas. El escándalo de la megacorrupción Lava Jato reveló lo que era un secreto a voces: muchas empresas apuestan por candidatos no por convicción, sino por negocio.

Esto se resume en un resquebrajamiento de la seguridad jurídica para las inversiones en el país, pues los procesos de selección –que deben ser transparentes– terminan convertidos en acuerdos bajo la mesa que nacen, precisamente, en las campañas, y benefician a empresas inescrupulosas con obras sobrevaloradas.

Marcelo Odebrecht declaró que apoyó las campañas de Keiko Fujimori, Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. Suficiente precedente para establecer medidas preventivas como inhabilitar para contratar con el Estado a las personas y empresas que hayan financiado campañas políticas, tengan sentencia por delitos contra la administración pública o hayan trabajado los últimos dos años en un cargo público relacionado con el sector al que prestan servicios. Requerimos también que la Contraloría supervise que las empresas no pretendan contratar con el Estado bajo la fachada de otra razón social.

Otras medidas importantes son hacer obligatoria la presentación anual de la declaración jurada de intereses, patrimonial, y de bienes y rentas por parte de los funcionarios, empleados de confianza y miembros de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional del Perú, destituir a quien no trabaje con legalidad y sancionar al que no denuncie la corrupción.

Así como el cáncer, podemos vencer la corrupción si todos los poderes del Estado trabajamos de forma articulada. En setiembre del 2017 presenté esta propuesta y espero que ahora, junto con los aportes del Ejecutivo y otros colegas parlamentarios, podamos alcanzar un consenso.

Si todos llevamos los colores del país en nuestros corazones, aún podemos rescatar los valores de honestidad, transparencia y defensa de nuestros recursos, aún podemos recuperar el alma del país.