Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

Avanza la reconstrucción

El Poder Ejecutivo informó el lunes que el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte ha sido seleccionado para suscribir el convenio de gobierno a gobierno con el Perú a fin de concretar las grandes obras de prevención y reconstrucción de las localidades del norte afectadas severamente por el Fenómeno El Niño Costero en el 2017.

17/6/2020


Mediante dicha modalidad, el ganador brindará asistencia técnica, incluido el proceso de contratación de las empresas que estarán a cargo de la ejecución de estas esperadas obras, el cual estará abierto a compañías nacionales y extranjeras en igualdad de condiciones.

Así, como parte de este convenio, a diciembre del 2021 estarán concluidas 74 instituciones educativas; en junio del 2020, 15 centros de salud; y al 2022, obras de intervención en los ríos de la zona como defensas ribereñas, represamiento y reforestación de la parte alta de las cuencas, a fin de evitar desbordes, entre otras iniciativas.

La inversión planificada ascenderá a 7,000 millones de soles, aproximadamente, y se espera que el proceso transcurra con transparencia, competitividad y eficiencia, y contribuya con la reactivación de la economía, mediante el gasto público, especialmente en el contexto adverso causado por la pandemia del nuevo coronavirus.

El Ejecutivo optó por recurrir al convenio de gobierno a gobierno debido al avance lento de la reconstrucción. Al respecto, un dato es revelador: entre el 2017 y octubre del año pasado se había invertido solo el 41% del presupuesto para el proceso. Son muchas las causas que explican este problema, pero pueden resumirse en la ineficiencia de nuestro aparato estatal cuando se trata de poner en marcha proyectos de gran envergadura. Las obras inconclusas en Pisco, después del terremoto del 2007, son una muestra de esa preocupante realidad.

La situación del norte a causa del fenómeno climático del 2017 es apremiante. Los daños en la infraestructura productiva y urbana, así como su vulnerabilidad frente a eventos similares en el futuro, hicieron imperativo no repetir la experiencia de Pisco y buscar una alternativa que permita alcanzar los objetivos trazados.

Por ello, se decidió reiterar la opción del contrato de gobierno a gobierno con el Reino Unido, con el que se agilizó la construcción de las obras deportivas para los Juegos Panamericanos 2019. Esa alternativa resultó exitosa y los proyectos de infraestructura deportiva concluyeron en el plazo fijado y fueron destacados como un ejemplo de eficiencia y transparencia.

Tomando en cuenta este antecedente, se espera que la asistencia técnica del Reino Unido marque la diferencia y permita dar un salto cuantitativo y cualitativo en la ejecución de obras en el menor plazo posible, especialmente en aquellas relacionadas con el ámbito social, en beneficio de los ciudadanos afectados, y respecto a los proyectos para prevenir desastres naturales futuros, los cuales son prioritarios debido a su recurrencia en la zona.

Si esta segunda experiencia termina de forma exitosa sería interesante analizar las fortalezas de este esquema para mejorar el funcionamiento de nuestro Estado al respecto y, en adelante, emprender los grandes proyectos que el Perú requiere, a fin de cerrar la brecha de infraestrutura que presenta el país.