Tipo de cambio:

Compra: 3.374

Venta: 3.380


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 6

de diciembre de 2019

Buenas noticias para el Perú

El Perú ocupa el primer lugar en América Latina en el ranking de los países con mejor reputación en el mundo, según la consultora Reputation Institute, líder global en el desarrollo de herramientas para medir y gestionar este bien.

23/10/2019


El análisis de la consultora es relevante para el Perú teniendo en cuenta el complicado contexto político y social que viven muchas naciones de América Latina.

Así, Reputation Institute ubica al Perú en el puesto 25 en el mundo, por encima de Chile, Colombia, México, Argentina y Brasil, entre otros.

Para obtener ese resultado, se analizan factores como las condiciones políticas, económicas y ambientales, la belleza natural del país o las noticias que aparecen en los principales medios del mundo.

Según el Reputation Institute, obtener una buena colocación es positivo para un país, pues esto implica más exportaciones, más inversiones y más visitantes.

Por lo expuesto, gozar de una buena reputación en la comunidad internacional es una buena noticia para el Perú y ello trasciende las consideraciones relativas a la imagen, pues los beneficios pueden alcanzar a sectores claves como el económico.

Por ejemplo, un país que goza de una mejor reputación tiene más posibilidad de captar inversiones y capitales extranjeros, lo cual contribuye a la generación de empleo y riqueza. También abre la posibilidad de incrementar los flujos turísticos.

A esto se suma la reciente proyección del Fondo Monetario Internacional (FMI), según la cual el producto bruto interno peruano se expandirá 2.6% este año y 3.6% el 2020. De acuerdo con este organismo internacional, esas tasas de crecimiento, en un contexto en el cual la mayoría de países de la región registrarán una evolución más moderada, convertirán al Perú en uno de los motores del crecimiento de América Latina.

Moody’s, por su parte, manifestó que el panorama peruano es “estable” en contraposición al de otras naciones de la región, considerado negativo por su débil crecimiento económico y complicado contexto interno.

Esta calificadora, una de las más importantes del mundo, señaló además que las recientes decisiones políticas tomadas por el Gobierno del presidente Martín Vizcarra no alterarán la buena percepción del Perú en los mercados.

Con una buena reputación en el mundo, condiciones políticas estables y un potencial económico expectante, toca al Gobierno del Perú trabajar para incentivar el arribo a nuestro país de las inversiones necesarias para fomentar el crecimiento.

Del mismo modo, es necesario garantizar que los beneficios del crecimiento económico se traduzcan en mejoras sostenibles en la calidad de vida de nuestra población y en políticas públicas que eleven el nivel de eficiencia de los servicios básicos que son responsabilidad del Estado, como la educación, la salud y la seguridad, entre otros.

El fin del Estado no es el crecimiento sino el bien común, así como llevar bienestar a los hogares de los peruanos, especialmente a los sectores postergados. Ello contribuiría a evitar que el Perú sufra los problemas sociales que están afectando a algunos países de nuestra región.