Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

HUMBERTO VALDIVIA. DIRECTOR

“Buscamos transformar con la danza”

Con 21 años impulsando las danzas peruanas en el extranjero, Jallmay Alto Folclor se alista para nuevos desafíos como embajadores culturales.

23/6/2019


Cecilia Fernández Siivori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Jallmay Alto Folclor es una agrupación dirigida por Humberto Valdivia, quien ha logrado en 21 años recorrer no solo el mundo con nuestras danzas, sino gestar culturalmente un espíritu por lo nuestro que hoy los lleva a representar al Perú en el Festival Mundial de Folclore de la Ville de Saint-Ghislain en Bruselas y en otros festivales en Holanda y Francia. Este viaje corona el esfuerzo y una entrega indesmayable por consolidar a nuestro país.

–¿Cuál consideras que es el aporte a nuestro folclore?

–Nuestro aporte ha estado enfocado en difundir indesmayablemente a escala mundial la marca Perú; resaltando nuestro vasto patrimonio inmaterial de una manera profesional que muestre y mantenga la cultura viva de todas las regiones. Apoyamos también la preparación y crecimiento de jóvenes directores, permitiéndoles hacer pasantías viajando por el mundo para que aprendan y tomen experiencias que después serán revertidas en sus agrupaciones y comunidades.

–¿Qué te ha brindado Jallmay en estos 21 años?

–El poder realizar el sueño de miles de jóvenes ahora profesionales y exitosos; además de servir a mi país. El llegar a integrar el Comité Consultivo de la Comisión de Cultura y Patrimonio Cultural del Congreso con otros destacados gestores culturales ha sido un encargo que he asumido honrado. Jallmay Alto Folclor también me dio lo más maravilloso de mi vida: mi familia. Ahora todos estamos encaminados en el mundo del arte.

–¿A qué puntos del orbe ha llegado Jallmay?

–Muchísimos. Desde Estados Unidos hasta Asia. En total unos 35 países. Todos tienen su encanto, pero por su marcada diferencia con nosotros nos llamó la atención Corea del Sur, Macao, Taiwán y Vietnam.

–¿Y cuál es para ti la imagen que hay del Perú fuera?

–La de un pueblo alegre, colorido, festivo y orgulloso de sus tradiciones milenarias, pero también se imaginan o creen que somos un país del Altiplano. Conocen mucho de Machu Picchu y desconocen que nuestra capital es una de las pocas que está al costado del mar.

–¿Y, realmente, qué avances se han logrado en el exterior para darnos a conocer?

–Las redes sociales han aportado mucho en todos los aspectos; sobre todo en la gastronomía. Es lo que observamos en forma directa cuando llegamos a Europa. Por citar un ejemplo, todos nuestros danzarines y músicos son alojados en diferentes familias europeas, quienes si piden algo es que les preparemos comida peruana para compartir.

–¿De qué manera se capta hoy el interés de los jóvenes en este arte?

–Promoviendo nuestros viajes al exterior. Cada gira es un espacio que les permitirá lograr cumplir sus sueños viajando haciendo lo que más les gusta: bailar.

-¿Hay un trabajo de fortalecimiento de autoestima cuando llegan a ustedes?

–La gran mayoría –por no decir todos– llegan con una autoestima baja y muy dependientes de sus padres. Con el tiempo, en las clases y con la dinámica que hasta ahora nos da grandes frutos en este aspecto, se revierte en seguridad, disciplina, amor por lo que haces, por el Perú y trabajo en equipo. Todo esto nos permite transformar a los jóvenes a través de la danza y la música.

–¿Y por qué cuesta conectarlos con el folclor en el Perú?

–Hay responsabilidad en el hogar y en el colegio por no motivarlos o incentivarlos para aprender lo nuestro. Otros pueden considerarlo una pérdida de tiempo, aunque en muchos casos es por propia inseguridad y el temor a la burla.

–¿Hay un trabajo de investigación también al interior de Jallmay Alto Folclor?

–Sí, a través de nuestros jóvenes, quienes junto con los maestros que son oriundos de cada región explora. También contamos con un comité de asesores excepcionales entre los que podemos mencionar a Lucho Reppeto, Javier Luna y Luis Guillermo Lumbreras.