Tipo de cambio:

Compra: 3.332

Venta: 3.336


Año del diálogo y la reconciliación nacional
VIERNES 19

de octubre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

RENDIRSE NUNCA

Campeón de la vida

Roberto Carcelén, ayuda a la juventud peruana mediante su fundación.

Dos costillas rotas, un músculo desgarrado y bronquitis. ¿Qué motivo puede llevar a un ser humano a padecer tanto? “Poner al Perú en los ojos del mundo, solo necesitaba eso, y lo logré”, argumenta Roberto Carcelén, aquel deportista nacional que arriesgó su integridad física con el objetivo de cruzar la línea de meta en la prueba de 15 kilómetros de esquí de fondo en los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 e inspirar a sus compatriotas con un monumental mensaje: nunca rendirse.

17/9/2016


“Los doctores me sugirieron no participar, pero la determinación estaba tomada. No había marcha atrás. Afronté una de las pruebas más difíciles de mi vida, pero tenía el cometido de llegar a la meta para demostrar que los peruanos cuando nos proyectamos un propósito, lo cumplimos, más allá de cualquier traba”, asegura Carcelén, de 46 años, digno representante del amor a la Patria y líder de una fundación que proporciona a los niños y jóvenes peruanos la posibilidad de lograr un cambio duradero en sus vidas y sus comunidades, por medio de la educación y los valores de los deportes olímpicos.

Este corajudo hombre, que vivió durante sus primeros 22 años en el distrito limeño de San Isidro, radica en Nueva York (Estados Unidos) y se desempeña como auditor de una poderosa marca internacional; sin embargo, la motivación patriótica que lo empuja a perseguir sus sueños se encuentra aquí, en el Perú, exactamente en el jirón de la Unión 1042 (Cercado de Lima), donde día a día muchachos que viven en pobreza extrema crecen de forma estructural para convertirse en líderes positivos de sus comunidades, motivados por este héroe de carne y hueso.

Carcelén aconseja jamás dejar de perseguir los sueños. El secreto para triunfar es ponerle mucha pasión a la actividad que se realiza y estar dispuesto a sacrificar todo por las metas.

“Entrené muy duro durante tres años, ingresé en el circulo internacional clasificatorio, adonde van los mejores del mundo. Al comienzo no me fue muy bien, pero después gané experiencia y logré las cinco pruebas dentro del margen y clasifiqué. El Perú es mi vida, me dio la oportunidad de ser el primer peruano en disputar unos Juegos de Invierno y me permitió difundir un poderoso mensaje”, explica el líder de la fundación que lleva su nombre y que cuenta con un laboratorio de alta tecnología con computadoras y equipos que facilitan la educación de sus alumnos.

Carcelén se ha convertido en los últimos años en el perfecto ejemplo de superación de muchas personas a escala nacional e internacional. (Juan Carlos Alcalde Miranda).

Misión posible

La fundación Roberto Carcelén se estableció el 4 de mayo del 2014 en Washington (Estados Unidos) y en el Perú funciona desde marzo del 2015. Próximamente, abrirá dos nuevas sucursales en Nueva York (Estados Unidos) y Quito (Ecuador), a principios del 2017. El 30% de los egresados trabaja en el área tecnológica de empresas que confían en su misión. El costo de los cursos es totalmente gratuito y la siguiente fecha de reclutamiento será el 15 de octubre. El perfil que se busca son jóvenes de 14 a 22 años.

‘The Flag’ (‘Mi bandera’), inspirada en la hazaña de Carcelén, es un tema de los raperos Yirim Seck y Phillip Hines.