Tipo de cambio:

Compra: 3.318

Venta: 3.321


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 19

de agosto de 2018

Canje de billetes y monedas

5/6/2018


Con el objetivo de reforzar la lucha contra los delitos monetarios, en mayo de este año, el Banco Central de Reserva (BCR) realizó una precisión a la norma que reglamenta el canje de billetes y monedas, que regirá a partir del 19 de este mes.


Así, podrán ser canjeados en las entidades del sistema financiero los billetes deteriorados o rotos por el uso o por accidentes si tienen más de la mitad de los mismos, cuentan con el anverso y el reverso, y alguna de sus dos numeraciones.

La fracción que se presente para su canje deberá contener necesariamente el hilo de seguridad, la marca de agua y la tinta que cambia de color. De no tener alguno de estos elementos de seguridad, los billetes serán retenidos por las empresas del sistema financiero sin posibilidad de canje.

Estos elementos forman parte esencial para la seguridad de los billetes y su extracción constituye delito monetario, según establece el Código Penal, que contempla pena privativa de libertad.

El ente emisor recomendó que el público debe tener en cuenta que los falsificadores suelen retirar partes de un billete para elaborar otros billetes adulterados. Por ello, no se deben aceptar billetes compuestos por partes auténticas y partes falsas, partes auténticas de diferentes billetes y aquellos a los que se les han retirado los elementos de seguridad.

En buena cuenta, la ley orgánica de la autoridad monetaria establece que para el canje de billetes fraccionados, estos deben cumplir tres requisitos para que no pierdan su valor. El primero es que el billete esté completo en más del 50%; el segundo es que posea por lo menos una serie de numeración completa; y el tercero es que tenga anverso y reverso.

El funcionario del BCR Abraham de la Melena comenta que a estas condiciones se sumaron tres nuevas exigencias: los billetes deberán contener necesariamente la marca de agua, la tinta que cambia de color y el hilo de seguridad. Estos elementos serán indispensables para el canje de billetes deteriorados o rotos.

Las nuevas disposiciones buscan concordar la ley orgánica con lo que establece el Código Penal. En su artículo 255, relacionado con los delitos monetarios, el Código Penal establece que si alguien extrae elementos de seguridad de billetes auténticos será castigado con pena privativa de la libertad de entre 5 y 12 años.

Se detectó que los falsificadores extraen los elementos de seguridad de billetes genuinos para colocarlos en los falsos. Es un trabajo artesanal y toma tiempo, por lo que esta modalidad de falsificación aún no se ha extendido de manera significativa.

Por ello, las acciones tempranas ejecutadas por el ente emisor tienen por objetivo evitar la propagación de este delito. Si bien no es posible determinar con certeza cuántos billetes falsificados circulan en el país, hay dos tipos de deterioro. El natural, que se origina por la circulación normal del billete, y el que se produce como consecuencia de situaciones fortuitas.