Tipo de cambio:

Compra: 3.378

Venta: 3.381


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
VIERNES 23

de agosto de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

APROXIMACIONES

Cárceles productivas, dignas y seguras

12/2/2019


Carlos Romero Rivera

Presidente del Instituto Nacional Penitenciario

El sistema penitenciario tiene por objeto la reeducación, rehabilitación y reincorporación del penado a la sociedad, vale decir, el incremento de sus habilidades y competencias positivas para que, cuando obtenga su libertad, tenga una convivencia social pacífica y no reincida en la comisión de hechos delictivos.


En esta línea, la política de Cárceles Productivas desarrolla las actividades laborales de las personas privadas de libertad, mediante el ingreso de la empresa privada para que contrate su mano de obra y los capacite, o del fortalecimiento de su autoempleo, a efectos de que obtengan ingresos para su subsistencia, sus obligaciones familiares y el pago de la reparación civil. Nuestro desafío consiste en vincular la oferta de los productos a las exigencias del mercado actual.

El trabajo y la educación en las cárceles se complementa con la asistencia profesional de psicólogos, abogados y trabajadores sociales, así como de la pastoral religiosa. La prioridad institucional en este ámbito consiste en ampliar la cobertura de los programas estructurados de tratamiento para las personas privadas de libertad jóvenes que cometieron delitos callejeros patrimoniales, los adictos al consumo de alcohol y drogas ilegales, y los agresores sexuales.

Apostamos también por Cárceles Dignas, con condiciones de vida acordes con el respeto de la persona humana. El principal problema es la sobrepoblación crítica, que alcanza el 130%, pues las 69 cárceles albergan 91,300 personas, cuando su capacidad solo es de 39,358. Si bien venimos ampliando esta capacidad con nuevos establecimientos, nuevos pabellones y tarimas, es imprescindible que el Congreso apruebe la ley que constituye una comisión administrativa para el otorgamiento de grilletes electrónicos para condenados a penas menores de cuatro años en Lima y Callao.

La atención de salud en las cárceles tiene entre sus prioridades la tuberculosis y el VIH/sida, enfermedades de mayor prevalencia y morbilidad entre los internos que entre las personas en libertad, focalizándose la intervención en las doce principales cárceles del país.

En cuanto a Cárceles Seguras, por otra parte, continuamos implementando nuevas tecnologías para la plena identificación biométrica de las visitas, así como para su revisión personal y de sus bienes al ingreso a las cárceles. También realizamos operativos conjuntos con la Policía Nacional y la Fiscalía para prevenir la comisión de delitos desde el interior de las cárceles, y estamos fortaleciendo el Grupo de Operaciones Especiales, unidad de élite de la seguridad penitenciaria, para reforzar la seguridad de las cárceles emblemáticas y de los traslados de los privados de libertad de alta peligrosidad por crimen organizado.