Tipo de cambio:

Compra: 3.390

Venta: 3.393


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 12

de diciembre de 2019

Carreteras para el desarrollo

Los planes propuestos para optimizar las carreteras y vías de comunicación impulsarán el desarrollo y el crecimiento económico del Perú, en forma especial, en las zonas más olvidadas.

9/8/2019


El Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) transfirió más de 183 millones de soles para mejorar la calidad de la infraestructura vial que conectará las zonas más lejanas de cinco regiones del país con las carreteras principales y los corredores logísticos. 

La titular del sector, María Jara, reveló que serán 61 las vías que recibirán atención en beneficio de 400,000 peruanos en las regiones Ayacucho, Cajamarca, Puno, Loreto y Ucayali. Señaló que estas obras tienen como objetivo “elevar la calidad de vida de las personas dedicadas a la actividad agrícola, que con mejores vías de comunicación podrán llevar sus productos a nuevos mercados, y así la rueda de la economía girará con mayor dinamismo en las regiones”.

En su historia, la integración geográfica siempre ha sido uno de los principales problemas que el Perú debió enfrentar por su accidentado territorio con ocho pisos ecológicos, una superficie variada, una maciza Cordillera de los Andes y una enorme diversidad biológica y de ecosistemas.

En este complejo territorio, los incas supieron construir complejos caminos destinados a conectar el Tawantisuyo en forma eficiente, con el propósito de lograr el desarrollo y la unidad del imperio. Hasta hoy nos sorprende el camino incaico construido en el siglo XV, el Qhapaq Ñan, que se extiende por 6,000 kilómetros.

En la etapa del Virreinato y gran parte de la República, los núcleos de producción minera en el centro del país, la agroexportación en el norte y la producción de tejidos de lana y alpaca en el sur, fueron los principales centros neurálgicos que impulsaron la construcción de vías de comunicación.

En la actualidad, el gobierno del presidente Martín Vizcarra trabaja intensamente para conectar el país con vías y corredores logísticos, a fin de lograr una mejor integración, especialmente en las áreas rurales más distantes. Existe una enorme brecha entre la Red Vial Nacional y la Red Vial Departamental. En su mensaje presidencial, Vizcarra señaló que la primera estaba hoy pavimentada en un 80%, de los 26,800 kilómetros que la conforman, mientras que la segunda apenas llega al 13% de los 27,500 kilómetros.

Para reducir esa brecha de infraestructura, el Mandatario anunció un proyecto de infraestructura para las regiones del país que incluirá 15,000 kilómetros de pavimentación y la unión de 42 corredores logísticos, con una inversión de 20,000 millones de soles.

La inversión para la infraestructura vial en las zonas más apartadas del país es vital porque permitirá facilitar el intercambio y el desarrollo del comercio al unir los mercados con los nudos de producción y consumo, sean centros urbanos, suburbanos o rurales.

También ayudará la aplicación de las políticas públicas en educación y salud, al llegar los servicios con mayor facilidad. De esta manera, la acción del Estado será efectiva y sostenible. El turismo regional y local también se beneficiará, al facilitar la llegada de visitantes.

Los planes propuestos para optimizar las carreteras y vías de comunicación impulsarán el desarrollo y el crecimiento económico del Perú, en forma especial en las zonas más olvidadas, para tener un país más unido e integrado.