Tipo de cambio:

Compra: 3.515

Venta: 3.519


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 3

de julio de 2020

Cien días de emergencia

“(...) el Gobierno sigue trabajando y enfoca sus esfuerzos en salvaguardar la vida de la población y reactivar la economía. Ese proceso, no exento de errores, continuará hasta eliminar la enfermedad”.

23/6/2020


El pasado 15 de marzo, el presidente Martín Vizcarra comunicó la decisión de su gobierno de declarar el estado de emergencia nacional debido a la pandemia del nuevo coronavirus. La medida tuvo el propósito de agilizar las acciones que permitieran frenar la enfermedad.

Transcurridos 100 días, el peligro sobre nuestra nación aún permanece latente por lo que es necesario seguir batallando para eliminar el covid-19.

Aún actuando sobre la marcha, en este periodo el Gobierno ha fortalecido la capacidad de atención de los centros de salud. Al inicio de la pandemia, el país contaba con aproximadamente 2,000 camas hospitalarias, hoy esa cifra supera las 10,000. En el caso de las camas en las unidades de cuidados intensivos (UCI), pasaron de 247 a más de 1,000. El objetivo del Gobierno en las próximas semanas es tener 20,000 camas hospitalarias y más de 2,000 camas UCI.

Asimismo, el Ministerio de Salud (Minsa) incluyó las medicinas contra el covid-19 en la lista de drogas genéricas que toda farmacia y botica están obligadas a vender. Se reforzó también al personal sanitario enviando profesionales a las regiones más golpeadas, así como toneladas de insumos médicos, equipos de protección personal y tecnología indispensable, como respiradores mecánicos.

En cuanto a la contención del virus, se hicieron más de un millón de pruebas, además de intervenir los focos de contagios, como mercados y el sistema de transporte público, a fin de instaurar protocolos sanitarios. Todas estas disposiciones se complementan con el aislamiento obligatorio que ha permitido salvar, de acuerdo con el Minsa, al menos 100,000 vidas solo en Lima.

En el ámbito económico, la acción del Ejecutivo ha tenido como finalidad contribuir a que las familias vulnerables logren pasar el período de aislamiento en las mejores condiciones. Por ello, se entregaron subsidios a fin de que cubran sus necesidades básicas. A la fecha, se ha asignado más de 6,000 millones de soles a la entrega de bonos.

En lo referido a la reactivación, el Ejecutivo diseñó un plan de estímulo para las empresas con la finalidad de evitar su cierre y el rompimiento de la cadena de pagos. Mediante Reactiva Perú y FAE-Mype se busca brindar un soporte a estas unidades por medio de créditos garantizados por el Estado. El Ministerio de Economía y Finanzas destaca que el plan de estímulo para reactivar la economía equivale al 17% del producto bruto interno y que es uno de los más fuertes de la región. También se anunció la puesta en marcha de Arranca Perú, iniciativa cuya finalidad es ejecutar obras por más de 6,400 millones de soles en todo el país y generar empleo. En forma paralela, se promueve la reanudación paulatina de las actividades económicas suspendidas, siempre que cumplan rigurosos protocolos de seguridad,

No obstante estas medidas, la cifra de contagios ha superado los 250,000 y la de fallecidos rebasa los 8,000. Ciertamente, los números parecen ser desalentadores, pero el Gobierno sigue trabajando y enfoca sus esfuerzos en salvaguardar la vida de la población y reactivar la economía. Ese proceso, no exento de errores, continuará hasta eliminar la enfermedad.

Con miras al futuro, la experiencia debe servir para enmendar las deficiencias de nuestra sanidad pública y emprender una reforma que lo convierta en un sistema eficiente y confiable.