Tipo de cambio:

Compra: 3.586

Venta: 3.590


Año de la Universalización de la Salud
MIÉRCOLES 21

de octubre de 2020

Cierre de brechas en la Amazonía

El Perú es un país en desarrollo, en construcción, con un gran potencial emprendedor, pero con muchas inequidades.

9/2/2020


Próximos a completar 200 años de independencia y de empezar el 28 de julio del 2021 nuestro tercer siglo de República, aún mantenemos enormes brechas en educación, salud, identidad, agua y saneamiento, y electrificación.

Hay una gran deuda del Estado con la Amazonía y con los poblados rurales de la Sierra, acumulada desde que nos convertimos en República, que el gobierno del presidente Martín Vizcarra está decidido a saldar.

Como muestra de ello, el jefe del Gabinete, Vicente Zeballos, presentó el Plan de Cierre de Brechas para la población del ámbito petrolero de la región Loreto.

Para eso ha sido necesario elaborar un diagnóstico que permita al Gobierno contar con una hoja de ruta para atender las necesidades de la población.

Este plan contempla invertir 5,292 millones de soles entre el 2020 y el 2025 en obras que beneficiarán a la población.

De ese monto, 3,231 millones de soles estarán dirigidos a obras de infraestructura, 1,184 millones a capital humano, 595 millones a obras de conectividad e integración territorial, 162 millones a desarrollo económico, 75 millones a promover el ambiente sostenible y 45 millones al fortalecimiento institucional.

Así, se ha puesto el foco en la construcción de escuelas, saneamiento básico y desembarcaderos, que beneficiará a 25 distritos pertenecientes a las provincias del Datem del Marañón, Loreto, Alto Amazonas, Requena y Maynas.

Solo durante el 2020 se destinarán 294 millones de soles para proyectos que involucran a las carreteras Bellavista-Mazán y Siasme-Saramiriza, y al proyecto de fibra óptica en la ruta Yurimaguas-Iquitos.

Además, se ha previsto destinar más de 110 millones de soles para 62 proyectos de agua y saneamiento en los distritos de Nauta, Trompeteros, Urarinas, Manseriche, Pastaza y Andoas; y la construcción de tres instituciones educativas en el distrito de Barranca, entre otras obras de envergadura.

De acuerdo con lo manifestado por el jefe del Gabinete, el Plan de Cierre de Brechas será dinámico y se sujetará a revisiones, modificaciones o ampliaciones.

Solo falta que las autoridades locales del ámbito petrolero y representantes de comunidades indígenas lo aprueben en el plazo acordado.

Tal como lo plantea el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), es una obligación convocar voluntades y movilizar energías para cerrar las brechas. Es impostergable crear consensos en el seno de la sociedad peruana para eliminar estas carencias que condenan a un segmento significativo de peruanos y peruanas a permanecer excluidos del progreso y la modernidad.

Esta gran responsabilidad está en manos de los tres niveles de gobierno: central, regional y local, y consideramos que en coordinación permanente podrán alcanzarse los objetivos en el más breve tiempo.