Tipo de cambio:

Compra: 3.289

Venta: 3.291


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MIÉRCOLES 15

de agosto de 2018

Cineasta cercano

Werner Herzog animó a jóvenes a hacer películas. Señaló que hoy es más fácil por la tecnología, pero que se necesita conocer el corazón de la gente.

1/5/2018


Ernesto Carlín

Editor de Cultural




No obstante ser lunes por la mañana, el auditorio Mario Vargas Llosa de la Biblioteca Nacional lucía abarrotado. Un público ansioso hizo cola desde temprano para escuchar a Werner Herzog, cineasta alemán que ha filmado en el Perú dos de sus títulos más recordados: Aguirre, la cólera de Dios y Fitzcarraldo.


Durante dos horas, el director se explayó sobre su visión del cine y dio consejos para sus futuros colegas. Repitió su consigna que para hacer películas se debe “leer, leer, leer y leer” y confesó que él era más lector que cinéfilo. “Vi mi primera película a los 11 años”, mencionó.

Orgullo peruano

Herzog aseguró que el Perú tiene bastante que ofrecer para los cineastas que se animen a filmar en el país.

En ese sentido, recomendó que para hacer películas se necesita caminar y conocer a la gente. “Tienen un país maravilloso para viajar a pie”, manifestó recordando el recorrido que hiciera alguna vez entre Yurimaguas (Loreto) y Leticia (ciudad limítrofe colombiana).

“Siéntanse orgullosos de ser peruanos, de su cultura”, aconsejó en la charla realizada en la Biblioteca Nacional.

Otra sugerencia que enfatizó Herzog para los cineastas que se inician es conocer el corazón de la gente. Para este realizador, esta cualidad es clave para hacer buenas películas.

“Cualquiera puede filmar. Solo se diferencian por su punto de vista”, aseveró el hombre de cine.