Tipo de cambio:

Compra: 3.313

Venta: 3.315


Año del diálogo y la reconciliación nacional
MARTES 21

de agosto de 2018

APROXIMACIONES

Cirugía para modernizar la atención en salud

La mejora de la calidad de atención en hospitales y centros de salud públicos requiere una solución estructural en los procesos de gestión del sector Salud, lo que normalmente se confunde con cambios drásticos, cuando en realidad se trata de un ejercicio de ‘cirugía focalizada’ en los espacios donde se generan los problemas.

14/6/2018


esteban pachecoespecialista en gestión de servicios de salud

Esteban Pacheco

Especialista en Gestión de Servicios de Salud

Veamos un caso puntual: el tiempo que espera un paciente para recibir atención, que es una de las variables que más afecta a la experiencia de los pacientes. Hoy, al igual que hace casi 50 años, tenemos que esperar por cada paso en el servicio: para pedir la cita, esperar el servicio, recoger medicamentos, agendar tratamientos. Para romper con este sistema de “filacracia”, la cirugía mayor debe empezar por el núcleo organizativo de los sistemas de salud, la cual, además, requiere de un período de adaptación y acompañamiento posoperatorio.

Esta operación pasa, en principio, por implementar una plataforma de solicitud de citas que evite que el paciente tenga que acudir dos veces al centro médico para pedir la cita y luego para que lo atiendan. Para ello, es fundamental implementar los soportes de una central telefónica regional, que se complemente con un sistema online y un mecanismo de mensajes de texto al celular que confirmen la cita.

Al implementarse estas mejoras, se corta la posibilidad de que se favorezca a un paciente en la programación de las citas y, progresivamente, se elimina la creencia de que acercándose al hospital se tendrá mayores probabilidades de que la cita se la den en un tiempo menor al promedio.

Una segunda cirugía apunta a lograr que, efectivamente, la programación de citas se cumpla. Normalmente un paciente espera más de dos horas para ser atendido. Reducir este tiempo, además de un adecuado seguimiento de la programación, requiere del compromiso de los médicos.

En el Centro de Desarrollo Educativo Integral (Cendeit) tenemos una experiencia bastante gratificante con el equipo del Instituto Regional de Enfermedades Neoplásicas (Iren) Sur, el hospital oncológico de Arequipa, en la implementación de las soluciones antes señaladas. En poco tiempo, el porcentaje de pacientes que esperaban más de dos horas para ser atendidos se redujo de más del 70% a menos del 10%.

Asimismo, el porcentaje de pacientes que pedían su cita por vía telefónica se amplió de 11% al 58%. Y la cantidad promedio de atenciones diarias pasó de 91.6 en agosto a 103 en marzo. Esto sin generarle mayores costos a la institución.

La experiencia en el Iren Sur es muy buena, pero también nos ha hecho ver que es indispensable que los cambios no deben realizarse de manera aislada. Es momento de no pensar en islas de eficiencias, sino de empezar a pensar opciones para estandarizar buenas prácticas en el mayor número de centros de salud posible. Solo así daremos pasos significativos en la reforma de salud.