Tipo de cambio:

Compra: 3.291

Venta: 3.293


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 23

de setiembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Colores peruanos

Los murales de grandes dimensiones que realiza el artista plástico Mako Moya han llamado la atención de la crítica especializada de Francia.

11/3/2018


Empujado por el amor, hace cinco años un curioso pintor peruano llegó a la ciudad de Limoges, capital de la región de Lemosín en Francia, para echar raíces en una nueva tierra. Mako Moya es un joven artista que ha logrado conquistar el corazón de un nuevo público con trabajos alabados por su versatilidad y particular concepción del arte. 

Egresado de la Escuela de Bellas Artes en el Perú, Moya ingresa en el mundo artístico limeño gracias a sus constantes participaciones en exposiciones colectivas e individuales. Junto al colectivo Codo, incursiona en el mundo del grafiti y los murales, sin dejar de lado su interés por el retrato y los desnudos. Parecía que el camino ya estaba trazado para este artista, pero la llegada de una joven francesa cambiaría sus perspectivas.

Moya, junto con su esposa, se instalaron en Limoges, ciudad conocida por sus fábricas de porcelana, con el deseo de empezar de nuevo en un espacio completamente desconocido. Sin amigos artistas que lo contacten con el ambiente artístico francés, decide continuar haciendo lo que mejor sabe: pintar.

Haciendo uso de ese lenguaje universal, los campos rurales, la naturaleza y todo aquello alrededor de él se convirtieron en protagonistas de su pintura.

“Saber que Monet estuvo aquí y que pintó algunos de estos paisajes me sirvió de inspiración. Además, vivir en el campo y no en plena ciudad fue ideal para que siguiera haciendo lo que más amo”, cuenta Moya al Diario Oficial El Peruano. Agrega que en poco tiempo convirtió su casa en una galería con obras en cada rincón.

Apoyo local

Su talento no pasó desapercibido y llamó la atención de sus vecinos, algunos de los cuales eran coleccionistas de arte o artistas de la región. Valoraron su trabajo y pronto lo recomendaron a diversas galerías de la ciudad e instituciones culturales.

Incluso algunos le permitieron pintar murales en la fachada de sus casas de campo. Y fue gracias a dos murales de gran formato realizados por este artista que su nombre comenzó a sonar más en la región. 

Datos

En el 2017, Mako fue coorganizador del Encuentro de Arte Contemporáneo, que llevó a cabo el centro cultural Château de Saint-Auvent en Limoges.

Diversas escuelas e institutos de arte de Francia lo convocan regularmente para realizar talleres sobre murales de gran formato.

Los trabajos del peruano Mako Moya han merecido reportajes de la televisión francesa. (Marilyn Lavado)