Tipo de cambio:

Compra: 3.429

Venta: 3.434


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 30

de mayo de 2020

Foto promocional de la película Ultras.

Comentario a la película estrenada por Netflix: Ultras

25/3/2020


Ernesto Carlín

Sandro (Aniello Arena), con algo más de cincuenta años, quiere dejar las peleas de hinchas a un lado y tener “una vida tranquila”.

Ángelo (Antonio Truppo) es un adolescente que lo tiene como ejemplo, pero que sueña con volverse en un agresivo barrista. Su sueño es vengar a su hermano, fallecido en una reyerta.

La película sigue a un grupo de tiffosi del Nápoles, todos de clase baja, y cuya seña de identidad y universo social es ir al estadio.

Casi no hay postales turísticas de Italia, pero sí complejos viejos de edificios y depósitos portuarios vacíos. Muy poco para sentirse orgulloso, así se definen como “hijos del Vesubio”.

Es una película cruda y explícita. Los personajes –no solo los principales– viven sus problemas con cierto relajo moral en algunos aspectos, pero son conservadores en otros.

Al respecto, ilustrativa es la escena en que uno de los más violentos personajes es curado por su anciana madre de las heridas de pelea.

Asimismo, el comportamiento de Sandro, respecto a su relación amorosa, muestra los límites que su machismo y conservadurismo le imponen.

Otro dato importante es el tono de la película. No hay una opción mejor que otra. Cierto fatalismo al que los personajes se entregan. 

Así quieras dejar atrás tu pasado, los códigos aprendidos en las tribunas te dominan hasta el final. 

Ficha técnica
Ultras. Dirigie: Francesco Lettieri

Filme se ambienta en el mundo de las barras bravas de Italia