Tipo de cambio:

Compra: 3.353

Venta: 3.354


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
SÁBADO 21

de setiembre de 2019

TLC CUMPLE OCHO AÑOS DE VIGENCIA

Comercio entre el Perú y China

El 1 de marzo del 2010 entró en vigencia el tratado de libre comercio entre el Perú y China, acuerdo que se esperó traería muchos beneficios para las exportaciones peruanas, así como para los consumidores peruanos, que tendrían acceso a productos más económicos.

2/6/2018


María Isabel Osterloh

MBA en la Universidad Normal de Beijing

China es el principal destino de las exportaciones peruanas. En el 2009, este país se encontraba en el segundo lugar, superado solo por Estados Unidos. En ese año, China representaba el 15% del total exportado al mundo por el Perú frente al 17% de EE. UU.; dos años después, China se convirtió en el principal destino de las exportaciones peruanas. En el 2017, China representó el 26% y EE. UU., el 16% del total.

Un año antes de que entrara en vigencia el acuerdo, en el 2009, el Perú exportaba a China productos de 285 partidas; en el 2017 estas fueron 399.

Las exportaciones peruanas a China en el 2009 fueron por 4,074 millones de dólares, mientras que en el 2017, 11,586 millones, lo que representa un aumento de 184%. Además, entre el 2016 y el 2017 las exportaciones a China crecieron 36.4%.

El intercambio comercial entre el Perú y China es aún asimétrico, pues los productos peruanos que más se exportan a China son primarios, mientras que de China se importan productos manufacturados. Sin embargo, la balanza comercial desde el 2016 empezó a ser superavitaria para el Perú con 253 millones de dólares en el 2016 y 2,736 millones en el 2017.

Los productos del sector tradicional encabezan las exportaciones a China. En el 2009 alcanzaron un monto de 3,892 millones de dólares (95% del total). Los principales sectores exportadores fueron minería con 2,998.5 millones; pesquería, 707.5 millones; y petróleo, 186 millones. El sector no tradicional sumó 181.5 millones, donde los rubros que más destacaron fueron maderas y papeles, que registró 70.8 millones; pesquero, 47 millones; químico, 22.9 millones; agropecuario, 19.9 millones; y textil, 17 millones. Los cinco principales productos exportados en aquel año fueron cobre, harina de pescado, plomo, zinc y cátodos de cobre refinado.

Esto no ha cambiado mucho. En el 2017 el sector tradicional alcanzó un monto de 11,186.32 millones de dólares (96% del total), donde la minería aumentó su importancia y exportó por un monto de 9,867 millones, mientras que el sector pesquero aumentó poco (1,227 millones); y el sector petróleo disminuyó a más de la mitad, con 78.94 millones. El sector no tradicional alcanzó 403.09 millones, donde el sector agropecuario exportó por 140.52 millones, le siguió la pesca no tradicional con 106.65 millones; maderas y papeles, 59.16 millones; textil, 55.9 millones; y químico, 22.51 millones. Los cinco principales productos exportados el año pasado fueron cobre, harina de pescado, cátodos de cobre refinado, hierro y plata.

En la actualidad se exportan productos de más partidas arancelarias que antes de la entrada en vigor del TLC. Los productos que han diversificado la canasta exportadora peruana a China, aunque en poca cantidad, son los del sector no tradicional, especialmente los de la agroindustria. Así, pues, tenemos productos como uvas, arándanos, algas, tara en polvo, pota en conserva, entre otros, que están entrando al mercado chino para satisfacer la demanda de su creciente clase media, interesada cada vez más en productos frescos o en conserva que les ayude a alcanzar una mejor calidad de vida. Lo que falta es aumentar la oferta exportable de esos productos y para eso es imprescindible atraer inversión china en este sector que conoce cómo vender en su mercado.

Por el lado de las importaciones, China se consolida como la fuente más importante, sobre todo en bienes de consumo y bienes de capital. En el 2009, las importaciones peruanas desde China fueron por 3,019 millones de dólares, que representaron el 14.9% de lo importado desde el mundo. En cambio, en el 2017 fue de 22.2%, lo que sigue posicionando a este país como la primera fuente por encima de EE. UU. (20.1% ese año). Los principales productos importados desde China el año pasado fueron teléfonos móviles, equipos de procesamiento de datos, motocicletas y autos. En el caso del sector de bienes de capital, las compras desde China representaron el 35.4% del total importado por el Perú a noviembre del 2017.

Dado que China es la fuente más económica de muchos productos, los consumidores peruanos tienen cada vez más acceso a bienes baratos y los empresarios, a maquinaria más barata, con lo que pueden mejorar su competitividad.