Tipo de cambio:

Compra: 3.590

Venta: 3.592


Año de la Universalización de la Salud
DOMINGO 27

de setiembre de 2020

PUNTO DE VISTA

Cómo desarrollar una minería sostenible

La actividad minera será exitosa si aporta al logro del bienestar del ser humano y del medio natural.

5/9/2020


Miguel Ángel Caballero Rondán

Maestría en Gestión Minera

Sin duda, la minería es una actividad fundamental en la economía del país. Esta confirmación de la Sociedad Nacional de Minería, Energía y Petróleo se sustenta en que este sector ha representado en promedio el 10% del producto bruto interno (PBI) durante los últimos 10 años y suma cerca del 60% del valor total de exportaciones. Acuden varios factores para los logros del sector minero. Sin embargo, ¿cuáles son los aspectos que determinan su sostenibilidad?

Estudios de prestigiosos institutos de investigación señalan dos aspectos de la sostenibilidad para la minería: 1. Contribuir a la comunidad local y al desarrollo nacional mediante beneficios que provienen de la producción de materias primas, el pago de regalías e impuestos, el empleo generado, la infraestructura y la inversión social corporativa que generan impactos positivos dentro del área de influencia. 2. Mantener operaciones sostenibles, lo cual significa que hay que evitar los impactos sociales negativos, ambientales, de gobernanza y de derechos humanos.

La minería será sostenible si las características del desarrollo aseguran las necesidades del presente, sin poner en riesgo las de las futuras generaciones. El concepto básico de sostenibilidad es el cuidado y el respeto del medioambiente y de las poblaciones dependientes de la actividad minera principalmente. La actividad minera será exitosa si aporta al logro del bienestar del ser humano y del medio natural, como la vegetación, la fauna, la tierra, el clima, el agua y su interrelación, por medio de la reducción de las tensiones sociales e impactos ambientales.

En caso inverso, si un proyecto desde su exploración, producción y cierre de mina reduce el potencial de sostenibilidad, esto influirá en la degradación del bienestar humano por intermedio del incumplimiento de compromisos asumidos por la empresa, faltando al desarrollo de la comunidad y del ecosistema; en este último caso, el Estado debe asegurar que las obligaciones ambientales establecidas en la legislación ambiental se cumplan, así como los compromisos derivados de los instrumentos de gestión ambiental y de los mandatos o disposiciones emitidos.

En consecuencia, le corresponde al Estado monitorear ambientalmente a la minería en todas sus etapas, dentro de la legalidad, no esperar los reclamos y las denuncias, ya que esto no hace más que presentar a una minería que impacta negativamente en el medioambiente, que en estos tiempos constituye un bien social que nos pertenece y si queremos que nuestros descendientes vivan saludablemente en el futuro, cuidarlo es lo mínimo que debemos hacer.

La explotación de los minerales posee un inicio y un fin por ser recursos no renovables; por eso, una operación minera no tiene un ciclo de vida indefinida. Pero la actividad y el producto se extienden de manera indefinida y sirven de puentes para el futuro. En este caso, el desafío para la sostenibilidad consiste en garantizar que la minería tenga una cuota positiva en el bienestar de la comunidad y medioambiente que le dan vida. Los proyectos mineros de plazo limitado pueden cumplir con los objetivos de sostenibilidad si se planifican e implementan de manera que desarrollen habilidades viables a largo plazo, fortalezcan a las comunidades del área de influencia directa ambiental y remedien los pasivos ambientales dañados y existentes.




El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.