Tipo de cambio:

Compra: 3.344

Venta: 3.347


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
JUEVES 23

de mayo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ENFOQUE CORPORATIVO

Compliance en firmas legales

En noviembre del 2016 se establecieron medidas para fortalecer la prevención, detección y sanción del lavado de activos y el terrorismo, a fin de que los abogados y contadores que, de manera independiente o en sociedad, realizan la compra y venta de bienes inmuebles y la administración del dinero u otros activos en nombre de un cliente, implementen un Sistema de Prevención del Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (SPLAFT). Este sistema debe cumplir con mínimas exigencias, tales como desarrollar políticas y procedimientos de debida diligencia en el conocimiento del cliente y su beneficiario final.

14/3/2019


Diego Abeo

Dentons Abogados

En enero de este año, la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) envió oficios a los estudios de abogados requiriendo la designación de un Oficial de Cumplimiento, el cual tendrá –entre otras exigencias– la obligación de enviar un Informe Anual de Cumplimiento a la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). Así, también, se exige tener un Registro de Operaciones sobre operaciones como la compra y venta de bienes inmuebles y la administración del dinero u otros activos.

En la actualidad, los estudios de abogados vienen siendo supervisados por la UIF-SBS, ya que aún los Colegios de Abogados no cuentan con los mecanismos ni directrices para hacerlo, a pesar de que tal exigencia está prevista en el Reglamento de la Ley.

En este sentido es importante que las firmas legales desarrollen procedimientos y políticas exigidas por la normatividad vigente; además, es recomendable elaborar un Manual de Prevención y Gestión de Riesgos LA/FT, así como un Código de Conducta que rija en toda la firma, aún si no es obligatorio.

Como compañías, es de vital importancia desarrollar nuestras actividades bajo una cultura empresarial de dedicación y profesionalismo, promoviendo que nuestro personal actúe siguiendo los más altos estándares de integridad personal y profesional en todas sus actividades, así como la observancia de criterios éticos en la promoción de valores, cultura y modelo de gestión organizacional que fomente el respeto por las personas y sus derechos.