Tipo de cambio:

Compra: 3.301

Venta: 3.305


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
DOMINGO 24

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Con buen trato y sin discriminación

Se busca empoderar y colocar al ciudadano en el centro del sistema de salud nacional, sin importar donde se atienda o su condición de aseguramiento. Lo importante es el buen trato y sin discriminación.

11/3/2019


La atención de la salud es un derecho humano fundamental que los Estados deben garantizar y regular a través de sus entes rectores. En el Perú las funciones de regulación y fiscalización en la materia recaen sobre la Superintendencia Nacional de Salud (Susalud).

Esta institución tiene la misión de velar y proteger los derechos de salud de cada uno de los peruanos y, por mandato legal, fiscaliza y ejerce la función sancionadora de acciones que puedan afectar a los usuarios de las instituciones prestadoras de servicios de salud (Ipress), de las instituciones aseguradoras de fondos de aseguramiento en salud (IAFAS), y de las unidades de gestión de instituciones prestadoras de servicios de salud (Ugipress).

Las sanciones que aplique Susalud deben ajustarse al nivel de gravedad que las infracciones pueden ocasionar en los usuarios de los servicios de salud, ya sean leves, graves y muy graves. El proceso administrativo sancionador identifica la existencia de una infracción, y si el caso lo requiere, determina una sanción.

Responsabilidad que además es ejercida por diferentes mecanismos como la recepción de quejas; las intervenciones de oficio, es decir, aquellas acciones directas del regulador, sin mediar denuncia, a fin de instaurar investigación ante presuntas vulneraciones, conocidas por medios de comunicación o terceros; y, el programa de promoción y protección de los derechos en salud, y la conformación de juntas de usuarios de los servicios en salud.

Si bien aún hay mucho por hacer para la protección eficiente del derecho de las personas al acceso a los servicios de salud, de la mano con la actual política de aseguramiento universal en materia de salud, esta entidad viene conduciendo a la fecha una nueva campaña de Tolerancia cero contra la informalidad, a escala nacional en clínicas y centros de salud clandestinos.

En el ámbito de este operativo, 10 establecimientos de salud fueron cerrados temporalmente en los distritos de Los Olivos, San Martín de Porres, Cercado de Lima y San Juan de Miraflores; los cuales no brindaban las garantías de atención y seguridad a los usuarios de estos servicios. Operativos similares serán realizados en todo el Perú y de encontrarse infracciones serán severamente sancionados, según la gravedad. El objeto es inspeccionar aquellos lugares o zonas de alto riesgo en los que exista una gran oferta de servicios de salud informales, así como supervisar si los establecimientos cuentan con los documentos que acrediten su funcionamiento y si tienen los profesionales idóneos o competentes para realizar estas atenciones.

Sin duda, debemos destacar todos estos esfuerzos de supervisión por garantizar el derecho al acceso a los servicios de salud, es decir, que los peruanos podamos recibir atención médica adecuada y oportuna, así como por emergencia sin exigirles antes documentos o pago alguno, con eso se busca empoderar y colocar al ciudadano en el centro del sistema de salud nacional, sin importar dónde se atienda o su condición de aseguramiento. Lo importante es el buen trato y sin discriminación, pues eso también ayuda a curar.