Tipo de cambio:

Compra: 3.296

Venta: 3.299


Año de la lucha contra la corrupción y la impunidad
LUNES 18

de marzo de 2019

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

ANA CARIDAD SÁNCHEZ. CINEASTA

“Con la cinta invito a hacer lo que nunca te atreviste”

Cinta Deliciosa fruta seca se presentará en setiembre en el 14TH Gainesville Latino FilmFestival, organizado por Latina Women’s League.

19/8/2018


Cecilia Fernández Sívori

mfernandez@editoraperu.com.pe

Conversar con la cineasta Ana Caridad Sánchez es transitar por un sendero en el que de la mano de su último trabajo, Deliciosa fruta seca, revindica, quizá por primera vez, una honesta y auténtica mirada a las mujeres que alcanzan la madurez de vida tras vivir en automático bajo lo que una sociedad como la nuestra (y como otras tantas) le impone como natural a una mujer.

Sánchez plasma la historia de una mujer que en plena madurez la vida la rotula como viuda tras una existencia que no la llenó; sin embargo, se arma de valor y se entrega al baile de la marinera como elemento liberador y de darle sentido a una vida que, entre otras riquezas, halla el amor.

“Un grito de libertad de la mujer después de los 40 años”, asegura su creadora, y no puede resumirlo mejor. Además, ha logrado con suficiente visión incorporar la danza y la riqueza del norte en la historia, generando identidad, cerrando así una propuesta que merece ingresar por la puerta grande en el circuito comercial de nuestro país.

–¿Por qué elegiste esta temática?, ¿cuál fue la motivación?

–Partió de lo que me pregunté en un momento sobre qué pasa cuando las mujeres envejecemos… y así comienzo a indagar y descubro que no hay muchas historias en el cine peruano. Entonces me doy cuenta de que las mujeres estamos invisibles, en el sentido de que en las historias hay mujeres jóvenes, y cuando son mayores solo tienen el rol de villanas, hadas madrinas o madres, pero hay un mundo muy rico que merece estar en pantalla. A partir de ahí creo el personaje de María Alicia, quien ha vivido toda la vida a la sombra del marido y un buen día lucha contra todos los estereotipos, y hace lo que quiere hacer, como bailar marinera y abrir una tienda de cocteles de fruta seca.

–Esa es una historia que se repite mucho en nuestra sociedad.

–La película la he presentado en Francia y Alemania, y es sorprendente que haya encontrado gente que me ha dicho: “Yo tengo esta historia”. Incluso una espectadora me confesó: “Has averiguado mi historia”. Siempre tenemos alguien a quien no le dejan, por ejemplo, aprender un instrumento nuevo o emprender un negocio porque ya es mayor, pero esta historia te invita a hacer lo que siempre quisiste y no te atreviste. Las mujeres mayores siempre cargan una mochila de que ya a cierta edad tienen que cuidar a los nietos y no enfrentar necesariamente lo que quieren hacer.

–El rol autoimpuesto por la sociedad.

–Con Claudia Dammert [la protagonista] conversábamos mucho y decíamos, a ver: ¿qué le debes a esa niña de 11 o 12 años?, ¿que querías a esa edad?, ¿qué has cumplido de lo que ella quería ser? Ahora tienes 70 años, ¿y qué has hecho? ¿Cuándo es el día en que empieces a hacer lo que realmente quieres hacer?

–Como directora, ¿qué te gustaría que sintiera el espectador al ver la película?

–Visibilizar la mirada femenina, a los personajes, a los adultos mayores. Porque soy mujer y tengo esa posición. Además de eso, me gustaría que el espectador, al salir del cine, dijera: “Si María Alicia lo pudo hacer, lo puedo hacer yo también”. Preguntarse qué es lo que posterga hasta la eternidad.

–En esta historia combinas identidad con la marinera y los paisajes de Trujillo.

–Soy trujillana y desde chica la marinera es parte de mi vida. Creo que esa danza no solo es un baile de culto, sino también una manera de asumir la vida. Descubrí que la marinera ayuda muchas veces a que las personas puedan expresar lo que sienten. La marinera es un baile de coqueteo y galantería. Las mujeres mayores se liberan en el baile y dejan atrás un poco los tabúes. Incluso cuando la bailas frente al espejo te coqueteas a ti misma. Por eso la abordo como Patrimonio Cultural e Inmaterial, pero también como una forma de vida de la gente del norte del Perú, y quería que mi ciudad se viera en pantalla de manera natural, no como una mirada exótica, sino como algo cotidiano.

–Se aborda una relación entre una mujer mayor y un hombre más joven.

–Es cierto, el personaje de María Alicia establece un romance con el profesor, como decía Claudia, un chibolo de 50. Ella le trasmite experiencia y él también le hace descubrir un mundo nuevo al que ella toda su vida se había negado. Hay romance, pero también descubrimiento de aprender a vivir consigo mismo.

–¿Qué impacto tuvo en tu trabajo la partida inesperada de Claudia?

–Después de varios meses estamos trabajando para sacar adelante la película porque nos impactó su partida. Nosotras habíamos acabado de presentar la película en Viva México y a la semana es que ella parte hacia otros mundos, pero su energía permanece con nosotros, sus ganas de llevar alegría, y eso es lo que rescatamos.

–Van a estar en Estados Unidos en este estreno, ¿qué viene luego con la cinta?

–Queremos estrenar la película en el Perú, y hacia eso estamos apuntando; también conseguir el apoyo del Ministerio de Cultura y realizar un recorrido alternativo de la cinta en toda la zona norte del Perú, y que la película se convierta en el canto de libertad de mujeres mayores.

“Quisiera que la cinta realizara un recorrido alternativo en el norte del país”.