Tipo de cambio:

Compra: 3.453

Venta: 3.457


Año de la Universalización de la Salud
SÁBADO 4

de abril de 2020

Covid-19: jueces desarrollan audiencias mediante videollamadas

Magistrados de Tumbes, Cusco, Loreto y otras cortes resuelven casos graves con órganos de emergencia por el coronavirus.

23/3/2020


Los jueces de las cortes superiores de justicia de Tumbes, Loreto, Cusco, Puno y otros distritos judiciales del país continúan brindando el servicio de justicia mediante órganos jurisdiccionales especiales durante el estado de emergencia nacional a causa del coronavirus (covid-19).

El funcionamiento es a raíz de lo dispuesto por el presidente del Poder Judicial, José Luis Lecaros, a fin de que atiendan de manera oportuna los casos graves y urgentes que ocurren en su jurisdicción respectiva.

Por videollamada

Es el caso de la Corte de Tumbes, donde la magistrada Mirtha Rojas Rojas, del Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria, realizó la primera audiencia mediante el sistema de videollamada, desde el aplicativo WhatsApp.

La jueza llevó a cabo la diligencia judicial, con la participación del representante del Ministerio Público, el imputado –quien es acusado por el delito de tenencia ilegal de armas-, el abogado defensor y la especialista judicial.

Por otro lado, en la Corte de Cusco, los jueces penales también, mediante el sistema de videollamadas, dictaron dos prisiones preventivas por el espacio de nueve meses por los delitos de violación sexual y homicidio calificado, por hechos ocurridos en las provincias de Espinar y  de Canas, respectivamente.

Asimismo, atendieron una audiencia de prolongación de prisión preventiva por el delito de hurto agravado. De igual forma, se efectuaron dos audiencias en conexión con las fiscalías de las provincias de Paucartambo y de Chumbivilcas; y otra con un procesado internado en el penal de Quenccoro.

Por su parte, los jueces de los juzgados unipersonales atienden procesos con detenidos puestos a disposición de las diferentes regiones del Perú.

Para ello, los magistrados de Tumbes y de Cusco utilizan herramientas tecnológicas de comunicación, como videollamadas, videoconferencias, llamadas telefónicas, WhatsApp y otros aplicativos.

En tanto, el juez Julio Modesto Dávila, del juzgado de emergencia de turno de Loreto, dictó nueve meses de prisión preventiva contra Patrick Reguera Arrunátegui, quien el 17 de marzo habría intentado sustraer la motocicleta de Julio César Rivera Panduro, trabajador del Hospital de Apoyo de Iquitos.

El mismo magistrado, en un segundo caso, ordenó seis meses de prisión preventiva para Orley López Ochoa, por ser el presunto autor del robo de dinero en una conocida botica de Iquitos (Farmacel), el pasado 19 de marzo.

Ambos procesados permanecerán en el establecimiento penitenciario de varones de Iquitos, mientras el Ministerio Público realiza las investigaciones.

La Corte de Apurímac

Por su parte, el presidente de la Corte de Apurímac, Henry Cama Godoy, realiza acciones de supervisión y otros para el cumplimiento de medidas sanitarias, con el fin de salvaguardar la salud y seguridad de jueces y servidores jurisdiccionales designados para atender casos graves y urgentes.

Esta corte también impuso para todos los servidores judiciales, el uso de los medios tecnológicos como videoconferencia, WhatsApp u otros medios que utilizar desde sus domicilios, limitando de esta manera su permanencia en las instalaciones judiciales, salvo en casos excepcionales si el caso lo amerita.

El titular del distrito judicial de Apurímac, desde el inicio de la emergencia sanitaria, mediante comunicados oficiales, exhortó a los servidores a velar por la vida y la salud de todos los trabajadores judiciales, por ello deben permanecer en sus hogares y cumplir con el aislamiento e inmovilización social obligatoria.

Homicidio de soldado

Por otro lado, el Juzgado de Investigación Preparatoria de Puno programó para mañana martes 24 de marzo, a las 11:00 horas, la audiencia de prisión preventiva contra Dennys Tapia Condori por homicidio en agravio del miembro del Ejército Peruano Ronald Mamani Ajajahui.

Cabe recordar que Mamani Ajajahui, quien vigilaba el sector de Chayacoya, distrito de Ilave en Puno, murió el viernes después de que fuera atropellado por Tapia Condori, quien no acató la restricción de circular los vehículos privados durante el estado de emergencia por el avance del covid-19.