Tipo de cambio:

Compra: 3.545

Venta: 3.548


Año de la Universalización de la Salud
VIERNES 7

de agosto de 2020

APROXIMACIONES

Crisis de refugiados en tiempos de covid-19

13/7/2020


Diego Alberto Zapata Gonzales

Docente de la Facultad de Derecho de USIL

Para proteger a los refugiados, en el Estatuto de los Refugiados (1951) y su Protocolo Suplementario (1967) se establecieron dos principios: la no discriminación y el principio de no retorno, que prohíbe la expulsión o devolución de un refugiado “en las fronteras de los territorios donde su vida o su libertad peligre”, a menos que suponga una amenaza a la seguridad nacional.

Este derecho internacional tiene su génesis en Europa, continente que ha tenido que hacer frente a cuatro grandes crisis de refugiados. La primera, después de la Primera Guerra Mundial y la Revolución rusa (1917), cuando hasta cinco millones de personas escaparon de sus países, obligando a la Liga de las Naciones a crear la figura del Alto Comisionado para los Refugiados.

Después, durante la Segunda Guerra Mundial, en la que surgió el apoyo extraordinario del Comando Aliado junto a la Administración de Naciones Unidas para la Rehabilitación y Socorro (UNRRA), que redujo el número de personas en campos de refugiados de cinco millones, en 1947, a 177,000, en 1951; y se fundó la Convención sobre el Estatus de Refugiados de 1951, la cual creó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La tercera, en los años noventa, influenciada por la disolución de la Unión Soviética y de los regímenes comunistas en Europa del Este, junto con la inestabilidad en la antigua Yugoslavia, que llevaría a las guerras en Bosnia y Kosovo; así como la posterior “Guerra contra el terror”, en Afganistán e Irak, que impulsaría a miles a migrar a Europa de manera ilegal.

La cuarta, desde la Primavera Árabe (2011), generó inestabilidad en los países de Medio Oriente y el norte de África, que han llevado a nuevas rutas marítimas hacia el Mediterráneo y los Balcanes. Además, la guerra civil de Siria ha generado la mayor ola de refugiados del siglo XXI, y en el 2015 quebró el sistema de asilo y protección migratoria de la Unión Europea.

Y ahora, la pandemia ha generado en Europa una nueva ola de refugiados que implica un incremento de solicitantes de asilo y el riesgo de contagio de las personas que lo buscan.

Esta crisis se desencadena luego de que el presidente de Turquía declarara que su país permitía el ingreso de refugiados a Europa, desatando un fuerte movimiento migratorio hacia los asentamientos de refugiados en Grecia, donde ya existen más de 42,000 solicitudes de asilo.

Grecia ha acusado al mandatario turco de ejercer presión diplomática para recibir a refugiados y ha respondido disparando gases lacrimógenos en el cruce fronterizo de Kastanies. Así, se suspendió temporalmente el procesamiento de solicitudes de asilo, generando otra crisis diplomática.

Hasta ahora no hay respuesta conjunta y coordinada sobre este problema de la comunidad europea, demostrando que, hasta en tiempos de covid-19, están fragmentados en materia de inmigración y asilo.




El Diario Oficial El Peruano no se solidariza necesariamente con las opiniones vertidas en esta sección. Los artículos firmados son responsabilidad de sus autores.