Tipo de cambio:

Compra: 3.373

Venta: 3.379


Año del diálogo y la reconciliación nacional
DOMINGO 18

de noviembre de 2018

PANAMERICANOS

26 JUL AL 11 AGO

PARAPANAMERICANOS

21 AGO AL 01 SEP

Cruceros novelados

Son pocas las escritoras peruanas que apuntaban por la novela, pero ahora cada vez son más. Por eso, Bajo un cielo azul, libro en el que se mezclan intriga y misterio, será muy bien recibido en nuestro medio.

24/5/2018


Luz María Crevoisier

Periodista

Un barco, una mujer y un argumento que nos harán viajar por los siete mares, encontrando aventuras en el camino.

Esta es la trama de Bajo un cielo azul, debut literario de Engelly Martínez Villoa (Lima 1978), que la editorial Caja Negra ha tenido el acierto de sacar a la luz.

Sorprende el voluminoso ejemplar de este libro, que de alguna manera sintetiza los cinco años que su autora vivió sobre la popa y la proa de los transatlánticos.

Periplo vital

“Llegué a los sitios más impensados, a los puertos menos soñados que mi imaginación jamás pronosticó”, nos relata sonriente la artífice de esos viajes sobre el mar, que fuimos recorriendo página por página.

Engelly, quien debe su nombre a un padre muy original, agregó el supuesto apellido Filmont “para que hiciera juego con mi nombre y juntos actuaran como seudónimo”, confiesa al Diario Oficial El Peruano.

La joven escritora estudió Ciencias de la Comunicación y se especializó en audiovisuales en la Universidad Federico Villarreal. “Pese a que el periodismo no era mi onda, conseguí trabajo en el Congreso, pero no estaba a gusto. Entonces, unos amigos me convencieron de hacer cruceros y después de aprobar un casting empecé a viajar haciendo videos y tomando fotos de lugares turísticos”, recuerda. La aventura se inició en el 2005 y duró hasta el 2010.

De ese periplo surgió Bajo un cielo azul. El libro lo protagoniza Rebeca, una hacker limeña que para escapar del hastío y de sus adicciones se embarca en el Dream Cruce Lines, convirtiendo sus viajes en experiencias eróticas al rojo vivo y amores furtivos. A la vez, descubre un sofisticado programa de muertes misteriosas que se empeña en desentrañar y deshacer.

Finalmente, consigue su propósito de destruir a la organización, aun a costa de su propia felicidad, pero abriendo una interrogante. ¿Logrará sobrevivir? Lo sabremos después de abordar este crucero de aventuras.

El verde mar

“Originalmente, concebí esta primera novela como guion de cine –tengo varios–, pero por su volumen me di cuenta de que debía ser una novela”, relata.

“Mis personajes son seres libres, sin ataduras de ninguna clase. Todos quieren hacer las cosas bien, pero a su manera. Nadie es más bueno o malo de lo normal. Todos giran en un ambiente de atemporalidad. De hecho, mi novela no se sitúa en una fecha determinada. La proyecté para que estuviera en un eterno presente”, concluye.