Tipo de cambio:

Compra: 3.546

Venta: 3.549


Año de la Universalización de la Salud
MARTES 7

de julio de 2020

LA VELA SERÁ ESTRICTA EN SUS NORMAS PARA EVITAR EL CORONAVIRUS

Cuidado a babor

En sus protocolos se estipula que los timoneles firmarán una declaración jurada.

28/5/2020


Cuando se trata de aplicar el máximo cuidado para evitar la propagación del coronavirus en diversas disciplinas deportivas, la vela es la más férrea porque aunque es una actividad que carece del mayor contacto entre sus participantes, también tomará sus precauciones.

El presidente de la Federación Peruana de Vela (FPV), Jorge Barreda, ya presentó al Instituto Peruano del Deporte (IPD) los protocolos de bioseguridad para el regreso paulatino de los entrenamientos aislados de sus exponentes de alta competencia.

Barreda es consciente de que la pandemia lastima a la totalidad de la población mundial, situación que incluye a su deporte en los ámbitos macro y nacional.

“Esta pandemia afecta a la vela mundial en general y a la vela peruana en especial porque no se puede navegar como recreo o en competencias. Nuestra directiva se preocupa por el futuro inmediato de este deporte y esperamos que pronto haya una vacuna para el covid-19”, indicó el dirigente.

La vela es un deporte en el que no existe contacto entre los que la practican y carece de un público espectador en la mayoría de escenarios donde se desarrolla.

Para la reactivación de sus actividades se confeccionará un listado de deportistas interesados en participar de los entrenamientos y se procederá a separarlos en grupos según clase y modalidad. Al menos un entrenador estará al mando.

También se coordinarán horarios de las prácticas que permitan la botadura y el varado de los distintos grupos con la finalidad de evitar las aglomeraciones durante las sesiones.

Compromiso total

Cada deportista deberá presentar una declaración jurada en la que consignará que no tuvo contagio del covid-19 y que en los últimos 15 días no presentó síntoma alguno ni convive con ninguna persona que se encuentre en la situación de contagio.

En el caso de los timoneles menores de edad, el documento deberán firmarlo los padres. Si el deportista estuvo enfermo o presentó síntomas de la enfermedad, deberá presentar un certificado médico que le permitirá que los habiliten para la práctica del deporte.

Los exponentes recibirán por escrito el protocolo por cumplir y deberán firmar un cargo de que le llegó a sus manos. Esto implica hacerse responsables del estricto seguimiento porque se expondría a una suspensión en caso de incumplimiento.

Adicional a las normas que encontrarán en el protocolo, los deportistas, técnicos y personal de apoyo deberán acatar las nuevas exigencias que imparta el Gobierno para evitar el avance de la pandemia.

Todo deportista, mientras permanezca en tierra, tiene que mantener la distancia (de tres metros) y usar la mascarilla de manera obligatoria hasta el embarque. Se prohíbe el uso de las instalaciones del club anfitrión (expendios, vestuarios, gimnasio y demás) y se suspenden las charlas técnicas (teóricas), tanto la previa como la posterior a la sesión en el agua. Los objetivos deberán comunicarse a los timoneles de forma virtual.

Además, cada timonel deberá retirarse de las instalaciones del club al terminar de lavar y guardar su equipamiento, con el fin de evitar toda chance de socialización.